INTERNACIONAL
03/07/2019 09:36 CEST

Un tribunal de Italia retira el arresto domiciliario contra Carola Rackete, capitana del 'Sea-Watch 3'

La capitana del Sea Watch 3 fue arrestada por desembarcar en Italia con 42 inmigrantes rescatados sin autorización.

Reuters

Un tribunal de Italia ha retirado este martes el arresto domiciliario impuesto a la capitana del ‘Sea-Watch 3’, detenida tras entrar en el puerto de Lampedusa con un barco en el que iban cerca de 40 migrantes rescatados en el Mediterráneo.

El juez ha sostenido que Rackete “actuó para cumplir el deber de llevar a los migrantes a lugar seguro”, según ha recogido el diario italiano La Repubblica.

El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, muy crítico con las acciones de Rackete, ha lamentado a través de su cuenta en Twitter que “para la Justicia italiana ignorar las leyes y embestir una patrulla de la Guardia di Finanza no son motivos suficientes para ir a la cárcel”.

La capitana del barco está acusada de poner en peligro la vida de cuatro policías que estaban a bordo de la patrulla, colocada para intentar impedir su acceso al puerto de Lampedusa a primera hora del sábado.

Asimismo, Salvini ha resaltado que la decisión del juez ‘no es un problema’ y ha subrayado que “la comandante criminal” será enviada de vuelta a Alemania “debido a que es peligrosa para la seguridad nacional”.

“Italia ha levantado la cabeza: estamos orgullosos de defender a nuestro país y ser diferentes de otros líderes europeos que piensan que pueden tratarnos como a una colonia. La fiesta ha terminado”, ha zanjado.

La capitana del ‘Sea-Watch 3’, fletado por la ONG alemana Sea-Watch, entró el sábado por la fuerza en el puerto de Lampedusa ante la situación desesperada en el barco debido a la negativa de Italia de permitirle desembarcarlos en su territorio.

Salvini es el principal impulsor de la política de puertos cerrados que mantiene el Gobierno italiano. El ministro del Interior denuncia que las ONG de rescate colaboran con los traficantes de personas y no buscan el interés de los migrantes.

ESPACIO ECO