INTERNACIONAL
16/04/2021 08:21 CEST

Un 'twerking' en la botadura de un buque de guerra desata una polémica en Australia

Un acto marcial, una coreografía "demasiado sensual" y un montaje televisivo con truco que dan la vuelta al mundo y demuestran que no todo es como se cuenta.

Youtube
Las bailarinas, en plena actuación.

Un grupo de chicas vestidas con aires militares bailando twerking. Un montón de señores uniformados mirando ávidamente. Un barco por botar -que era la clave de la fiesta- de fondo. Eso es lo que mostraba el vídeo de la cadena australiana ABC, un despiporre “poco marcial”, “demasiado sexual”, “indecente”, según algunos de sus comentaristas, que ha provocado una polémica tremenda en Australia. Pero había truco: en realidad, no todo pasó como lo había contado la emisora.  

La historia data del pasado 10 de abril, cuando el grupo de danza 101 Doll Squadron (Escuadrón de Muñecas) actuó en la ceremonia de entrega a la Armada Real de Australia de un buque de guerra auxiliar de reabastecimiento, el HMAS Supply. Los videos que circulan en las redes muestran a mujeres vestidas con pantalones cortos negros y boinas rojas, durante su exhibición en Sidney. 

La ABC, que cubría el evento, pronto comenzó a criticas lo que se había visto. “Los estándares en las ADF (las Fuerzas Armadas locales) y, en resumen, cuando se comisiona un barco, deberían ser un poco más altos. Tenemos al jefe de las Fuerzas de Defensa (Angus Campbell), tenemos a miembros del Parlamento allí, y el gobernador general (David Hurley) está allí; no creo que sea apropiado hacer twerking”, citó, por ejemplo, al parlamentario Phillip Thompson, haciendo sangre. 

Poco después, al calor de las primeras voces críticas, publicó una grabación en la que se compilan imágenes de las artistas y de los militares y los altos cargos que acudieron al evento, intercaladas. El montaje no deja en buen lugar a estos últimos, así que el Departamento de Defensa lanzó un comunicado en el que aclaró que la intervención del grupo de danza “no formó parte” de la ceremonia oficial.

Denunció la errónea cobertura de ABC, ya que solo el jefe de las Fuerzas de, Defensa Campbell, contempló la actuación de las 101 Doll Squadron, mientras que el gobernador general Hurley y el jefe de la Marina Noonan no estaban presentes aún entonces y llegaron después. No podían estar mirando a las chicas. 

El grupo de baile calificó la cobertura de la cadena de “engañosa”, denunció haber sido objeto de un “ataque personal en todas las plataformas mediáticas” y denunció que el material contribuye a la sexualización de su intervención, que no es más que eso, baile. Los ojos sucios, eso es otra cosa. 

“Estamos muy decepcionadas por el montaje engañoso de la ABC en su pieza de vídeo, que cortaba a invitados y dignatarios que no estaban presentes y filmaba desde ángulos que no podían ser vistos por el público”, enfatizó la directora del grupo, Maya Sheridan.

Incluso Scott Morrison, el primer ministro de Australia, ha tenido que pronunciarse sobre la cobertura de ABC, que tachó de “errónea, falsa y engañosa”, al tiempo que lamentó el hecho de  que menosprecie a las bailarinas involucradas.

En medio de la tormenta, este medio se ha tenido que disculpar por haber montado el material de esa forma y alegó que se debió a un “malentendido”. “El vídeo no debería haber sido editado de esa manera y ABC pide disculpas al gobernador general y al jefe de la Armada, así como a los espectadores, por este error”, reza su comunicado. En cuanto a la cuestionable filmación del evento, subrayó que la cinta “se rodó de manera estándar, desde la misma posición que otras partes de la ceremonia”. No obstante, el video ya ha sido reeditado y cambiado.

Así se ha puesto en evidencia en las redes sociales...

Photo gallery El 'perreo' de Miley junto a Robin Thicke See Gallery