Una asistente de Boris Johnson lo ve, llega corriendo y se lo quita de las manos para la foto

Ha ocurrido durante su visita a Kiev.

El presidente de Reino Unido, Boris Johnson, estuvo este martes en Kiev (Ucrania) para expresar al Gobierno ucraniano su respaldo frente a eventuales agresiones rusas.

Justo antes del encuentro tuvo lugar un curioso momento protagonizado por una de las colaboradoras del presidente británico. Instantes antes de la foto de bienvenida con su homólogo ucraniano, una asistente se ha pegado una importante carrera para evitar que Johnson saliese en la foto con unas carpetas de color rojo.

“Llevo horas pensando en el carrerón que se pega la asistente de Boris Johnson para evitar que el 1r ministro salga en la foto con las carpetas (como si eso, precisamente en su imagen, fuese a ser el principal problema)”, ha dicho al verlo la experta en comunicación no verbal Patrycia Centeno.

Johnson se encuentra en estos momentos en mínimos de popularidad en su país tras las noticias sobre el llamado PartyGate. Durante los momentos más duros de la pandemia en Reino Unido, con el país confinado, se produjeron fiestas en las que participaron miembros del Gobierno británico.

El informe sobre el PartyGate elaborado por Sue Gray, la alta funcionaria que ha llevado a cabo la investigación, ha concluido que hubo “fallos de liderazgo y de juicio” en la Oficina del Primer Ministro de Reino Unido y en la Oficina del Gabinete por las fiestas celebradas durante el confinamiento.

Gray ha indicado, además, que es “difícil justificar” estas polémicas reuniones, al tiempo que ha criticado el “consumo excesivo de alcohol” por parte del personal del Gobierno.

De hecho, el mandatario británico está recibiendo presiones para dimitir incluso desde dentro de su propio partido. El último en sumarse a este rechazo ha sido el diputado conservador, Gary Streeter, que en una carta en Facebook ha afirmado: “No puedo conciliar con el dolor y el sacrificio de la mayoría del pueblo británico durante el confinamiento con la actitud y las actividades de quienes trabajan en Downing Street”.