POLÍTICA
25/11/2020 16:29 CET | Actualizado 25/11/2020 17:16 CET

Una diputada de Podemos da mucho que hablar por este gesto "feminista y antifascista"

Naiara Davó protagoniza un vídeo que se ha hecho viral este 25 de noviembre.

Naiara Davó, portavoz de Unidas Podemos en las Cortes de la Comunidad Valenciana, se ha convertido en uno de los temas del momento este 25-N por un vídeo en el que aparece animando a las mujeres a usar el pintalabios como símbolo “feminista” y “antifascista”.

La diputada autonómica aparece pintándose los labios tras explicar que “a las mujeres en política nos exigen maquillarnos”. “Se juzgan antes de nuestras ojeras, nuestro peinados que nuestros discursos”, añade.

Sobre el por qué de su gesto habla en el breve vídeo que ha compartido: “Hubo un elemento que se convirtió en símbolo feminista y antifascista, el pintalabios rojo. En 1912 lo popularizaron las sufragistas. Hitler odiaba el pintalabios rojo. De hecho en los países aliados se convirtió en un símbolo de resistencia contra los nazis. En Gran Bretaña fue el único producto de belleza que no paró su producción, así que señalemos nuestro compromiso feminista y antifascista”.

Posteriormente, ha tratado de reforzar su idea con más tuits, a raíz de las reacciones: “Decían las feministas de los años 20 que el pintalabios rojo era un símbolo de rebelión ante la misoginia y de empoderamiento porque escandalizaba a los hombres....vaya si tenían razón”. “Los machistas piensan que las mujeres con los labios pintados no podemos luchar. 100 años después, seguimos escandalizando”, escribe.

Sin embargo, su gesto no ha sido entendido del mismo modo por todos los usuarios de la red social, políticos incluidos, y se han entremezclado mensajes aplaudiendo su idea con otros tachándola de frívola en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

No han faltado los personajes públicos en el larguísimo hilo de respuestas a su tuit, como el deportista Roberto Sotomayor, o su ‘compañero’ de parlamento, Toni Cantó, con opiniones bien dispares.

Claro que no han faltado las críticas...