NOTICIAS
12/01/2021 09:08 CET | Actualizado 12/01/2021 09:10 CET

Una jefa de urgencias, ante una de las imágenes del fin de semana: "Se me heló la sangre"

Esguinces, roturas, traumatismos... No aprendemos.

Aingeru Harri/SOPA Images/LightRocket via Getty Images
Un grupo de jóvenes juega con la nieve en Móstoles (Comunidad de Madrid). 

Ha sido la estampa de estos días: la de los españoles echados a la calle para disfrutar de la nieve. Muy bonita, sí, muy poco común, también, pero sobre todo, muy peligrosa. Ayer, el Gobierno rogó a los ciudadanos que sean prudentes y salgan lo menos posible a la calle para evitar caídas, que pueden colapsar las urgencias traumatológicas en los hospitales, como ya está ocurriendo en alguno de Madrid.

La ministra de Defensa, la socialista Margarita Robles, lo repetía en su rueda de prensa, tras hablar con los responsables del hospital Gómez Ulla de Madrid: “hay que evitarlo”. 

Pese a la insistencia de las autoridades, los ciudadanos (sobre todo los madrileños) se han movido mucho a pie, unos por motivos justificados, otros no. Lo cierto es que las urgencias se han llenado de gente con escayolas. Paula Molina, jefa de servicio de Urgencias del Hospital de Torrejón en Madrid, entrevistada anoche en la SER, señala que sólo ayer notaeron un 50%-60% más de traumas respecto a un día normal, todo por caídas de hielo y más de gente joven que mayores. Además, en algunos casos ha sido necesaria cirugía mayor. 

“Todo por caídas en el hielo. Prácticamente todas. Curiosamente más de gente joven y de mediana edad. Las personas mayores han sido más prudentes y se han quedado en casa. Considerando jóvenes hasta los 60-70 años. Gente sin ningún tipo de problemas de movilidad y que no ven el peligro”, denuncia.

Explica que hay “varios pacientes con fracturas mayores pendientes de cirugías mayores. Caderas, fémur, hombros. Ha habido cirugía que está pendiente”. 

Por eso, “hay que dar las gracias al personal sanitario, que ha dado el 100% de sí, que es ayudar y salir en el momento en el que se les necesita. La gestión del hospital ha sido impecable y nos han ayudado al recambio de personal”, por ejemplo, desde la UME. “Ha sido muy cansado para todos. Las caídas pueden prevenirse no saliendo a la calle. Por favor, que se queden en casa porque están colapsando un sistema sanitario que aguanta muy poquito más”, aconseja.

Photo gallery La capital, ante la mayor nevada en décadas See Gallery