POLÍTICA
27/11/2019 20:36 CET | Actualizado 27/11/2019 20:37 CET

Una juez de Barcelona pide investigar a Laura Borràs por supuesta malversación, prevaricación y fraude

Y la diputada ve una "motivación política" en la causa, elevada al Supremo por su condición de aforada.

EFE
La diputada de JxCat Laura Borràs. EFE/Enric Fontcuberta/Archivo

La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha denunciado este miércoles que la causa abierta contra ella por una juez de Barcelona por supuestos delitos de prevaricación y fraude, malversación y falsedad documental tiene una “motivación política” y ha lamentado que en “el Estado español haya presunción de culpabilidad y no presunción de inocencia”.

En concreto, la investigación proviene de la titular del juzgado de instrucción número 9 de Barcelona, que ha elevado la causa al Tribunal Supremo para que decida si investiga a la exconsellera de Cultura, que actualmente es diputada en el Congreso (y por tanto aforada) por su labor al frente de la Institución de las Letras Catalanas (ILC), entre 2013 y 2017.

Implicación “material y directa” según la juez

Según la juez, que basa sus indicios en las conversaciones telefónicas y los correos electrónicos intervenidos a los imputados en la causa, Borràs participó “material y directamente” en la adjudicación supuestamente fraudulenta de dieciocho contratos a su amigo Isaías H.F., imputado en la causa, para beneficiar sus intereses económicos en detrimento del erario.

En una conversación intervenida en noviembre de 2017, Isaías H.F. mostraba a un amigo su preocupación de que, tras el cese de Borràs -que fue destituida al frente de la ILC al aplicarse el artículo 155 de la Constitución- se creara una “comisión económica que comenzara a mirar, pues bueno, todos los gastos y comenzaran a salir marrones”.

“Porque yo tengo una de marrones, buff (...). Hombre claro, pero yo con la Borràs, con la jefa, yo facturo con la cooperativa, y facturo unos trapis por allí”, insistía Isaías H.F., que reconocía: “lo jodido es si la Borràs deja de ser directora”. “Si la Borràs, porque claro, esta tiene números de ser Gobierno (...) Imagínatela de ministra de Cultura y a mí dándome trabajo de esto, pues de puta madre”, agregaba Isaías H.F., en su conversación, días después de que el Parlament aprobara una resolución sobre la declaración de independencia y el Gobierno aplicara el 155.

Borràs, en declaraciones a los medios frente al Congreso ha recordado que todas las explicaciones sobre la causa abierta las dio ya en el Parlament de Cataluña con “todas las pruebas”, por lo que evitará a partir de este miércoles hacer más afirmaciones al respecto.

España combate a los adversarios políticos mediante represión judicialLaura Borràs

En respuesta a los medios, ha recordado también que en julio, a través de su abogado, denunció que la causa tenía “una motivación política” porque la juez, aun no pudiendo investigarla, continuó la instrucción, de ahí que pida la nulidad de la causa.

A su juicio, “lo que quieren es que estemos hablando de esto en vez de estar hablando del golpe de estado digital”, que, ha comentado, se ha producido este miércoles en el Congreso debido a la convalidación del citado decreto.

Después de lamentar que en “el Estado español” haya “presunción de culpabilidad” antes que presunción de inocencia, la diputada ha criticado la pretensión de “combatir a los adversarios políticos” mediante “represión judicial”. “Lo grave es que la ley mordaza no se ha derogado y empezamos la nueva legistatura con una nueva ley mordaza digital”, ha proseguido.

Borràs es diputada y seguirá como tal en la próxima legislatura tras haber sido elegida en las urnas el 10 de noviembre. Por ello, es aforada. Sólo el Supremo puede investigarla, para lo cual tendrá que pedir previamente un suplicatorio al Congreso

NUEVOS TIEMPOS