INTERNACIONAL
02/11/2021 18:32 CET | Actualizado 02/11/2021 19:26 CET

La protesta de una ministra israelí que no pudo entrar a la COP26 por ir en silla de ruedas

Boris Johnson se ha tenido que disculpar por la "confusión" después de que la ministra consiguiese entrar al edificio un día después.

ALBERTO PEZZALI via Getty Images
Boris Johnson saluda a Karine Elharrar

Boris Johnson se ha visto obligado a disculparse con la ministra de Infraestructura, Energía y Recursos Hídricos de Israel, Karine Elharrar, que no pudo entrar inicialmente en la COP26 al no haber un acceso para personas en silla de ruedas.

La representante del gobierno israelí lamentó lo sucedido en una cita a la que fue “para reunirme con mis homólogos de todo el mundo y promover una lucha común en la crisis climática.” “Es triste que la ONU, que promueve la accesibilidad para las personas con discapacidad, en 2021, no proporcione accesibilidad a sus eventos”, ha escrito en Twitter.

Elharrar, que padece distrofia muscular, se vio obligada a regresar al hotel en el que se hospeda el lunes después de esperar fuera de las instalaciones donde se celebra la Cumbre del Clima durante dos horas. El ‘premier’ británico le ha pedido perdón por la “confusión” en una reunión que ha mantenido con el primer ministro de Israel, Naftali Bennett.

La ministra israelí ha vuelto, esta vez ya con éxito a la Cumbre este martes. En declaraciones a la BBC ha asegurado que esta vez ha sido “muy fácil” ingresar en el edificio, al tiempo que ha calificado la experiencia como “muy diferente”. De forma paralela, ha considerado que el incidente del lunes es “una buena experiencia para asegurarse de que la siguiente cumbre de la ONU será accesible”. 

“Debemos hablar de accesibilidad y de los derechos de las personas con discapacidad, pero en la vida tenemos que implementar todas las regulaciones y esta ha sido una experiencia que nos ha enseñado a poner atención a los detalles en todas partes”, ha agregado. 

Por su parte, el líder israelí ha agradecido a Johnson su “rápida intervención en ese desafortunado incidente” y ha señalado que lo ocurrido debe servir para enseñar “la importancia de la accesibilidad para todos”, palabras que Johnson ha respaldado.

Viaje en jet privado

La polémica se suma a otra ya anunciada desde Downing Street por el viaje del primer ministro británico a la cumbre en jet privado. Desde Londres hasta Glasgow hay 600 kilómetros de distancia y para justificar la decisión, el gobierno ha argumentado que no ha usado el tren por “limitaciones de tiempo”.

Esta decisión choca con su discurso en la inauguración de la COP26 en el que instaba a los países a llevar a cabo esfuerzos para reducir sus emisiones de carbono.

El portavoz del gobierno aseguró que el jet usa una mezcla especial de combustible sostenible y es uno de los aviones más eficientes de su tamaño.

NUEVOS TIEMPOS