VIRALES
11/10/2021 17:06 CEST

Una mujer asegura que leer este hilo de Twitter salvó la vida a su marido y a su hija

"Es difícil de creer".

TWITTER / JOSÉ MARÍA LLOREDA
El primer mensaje del hilo de tuits de José María Lloreda.

Una usuaria de Twitter ha asegurado que el hilo de mensajes que un médico publicó el año pasado ha salvado la vida de su marido y de su hija ya que, gracias a él, conoció una enfermedad que, según comenzó a sospechar, podían sufrir ambos.

En sus mensajes, escritos en abril de 2020, el médico José María Lloreda relataba el caso que vio en urgencias de una niña de 12 años que se quejaba de un intenso dolor abdominal. Según explica, tras varias investigaciones, análiticas y determinadas pruebas, le detectaron dos bultos. 

“El abuelo había muerto de cáncer de colon con 80 años La madre había fallecido cuando la niña tenía solo 2 años de vida, por cáncer de mama”, detallaba el médico, que explicaba que en el postoperatorio se examinó mejor la boca de la niña y se encontraron “lesiones pigmentadas, escasas, dentro de la mucosa”.

Finalmente le diagnosticaron el síndrome de Peuzt-Jeghers, “una enfermedad genética en la que hay tumores precancerosos intestinales, obstrucción intestinal e invaginaciones a veces”.

“Por eso, y que asocia lesiones hiperpgimentadas en la cara, cerca de la boca, en labios y en la mucosa. También en manos y zona genital”, subrayaba antes de apuntar que “hay un 50% de posibilidades de tenerla si tu padre o madre la tiene”.

“Las manchas no están al nacimiento, salen después. No solo produce esto, sino que predispone a muchos tipos de cáncer”, añadía antes de hacer un llamamiento: “Las lesiones cutáneas del Peutz-Jeghers son claras, y si se encuentra un caso hay que estudiar a toda la familia, ya que les puede salvar la vida a largo plazo. A veces solo tienen anemia, o talla baja, o dolores abdominales frecuentes... Si conoces a alguien, díselo”.

“Al leerlo, no podía dejar de pensar en mi chico, en mi peque. En sus pecas”, ha asegurado ahora la mujer, que señala que “las pecas en los labios (que en realidad son pigmentaciones asociadas a este síndrome) son típicas para reconocer esta afección hereditaria”. “A mi chico, con 43 años y un cáncer hace 13, tampoco se lo habían detectado”, subraya.

“Las pruebas genéticas confirmaron el diagnóstico de José María Lloreda. Ahora nuestra realidad se ha transformado: seguimiento desde oncología, digestivo, urólogo... Las pruebas digestivas son iguales para peques y adultos: gastroscopias y colonoscopias”, explica antes de dar las gracias al médico e incidir en que un diagnóstico precoz es clave para luchar contra cualquier tumor.

“Y gracias a aquel hilo, ahora tenemos una oportunidad de adelantarnos. A veces, un pequeño gesto, te cambia la vida”, zanja.

Photo gallery Enfermedades y condiciones raras See Gallery

NUEVOS TIEMPOS