NOTICIAS
28/06/2019 18:30 CEST

Una mujer de avanzada edad de Asturias pierde 60.000 euros estafada por tres familiares

La Guardia Civil ha detenido a los tres y le ha ayudado a recuperar 15.000 euros.

SilviaJansen via Getty Images

La Guardia Civil ha detenido a tres personas como presuntos autores de delitos de robo con fuerza, estafa y apropiación indebida contra una mujer de avanzada edad en Soto de Ribera (Asturias). Los tres detenidos eran familiares de la víctima, que perdió unos 60.000 euros y a la que incluso casi cortan la luz por impago.

Gracias a la labor de los investigadores, la víctima ha podido recuperar un total de 15.000 euros, que le han ayudado a hacer frente a las deudas adquiridas, así como numerosas joyas de oro con gran valor económico y sentimental para la propietaria.

A la mujer casi le cortan la luz por impago debido a las deudas que había contraído y que no podía asumir

La denuncia se presentó el pasado 13 de mayo en el cuartel de Soto de Ribera, haciendo constar que la mujer de edad avanzada había sido víctima de delitos contra el patrimonio.

Los agentes de la Guardia Civil determinaron que había sido víctima de un delito de estafa por la sustracción de unas cantidades elevadas de dinero mediante el uso de banca electrónica, así como la contratación de tres créditos bancarios, llegando a tener en poder de los detenidos hasta 14 tarjetas de crédito a nombre de la víctima. Realizaron más de 80 transferencias bancarias a su favor.

De la investigación también se pudo determinar que una de estas personas sustrajo diversas joyas de su domicilio tras forzar la cerradura de un armario en donde se encontraban guardadas. También en más de una ocasión la víctima le prestó joyas que nunca fueron devueltas.

Mediante la banca electrónica, los familiares llegaron a tener 14 tarjetas de crédito a nombre de la víctima

De gestiones en establecimientos de compraventa de joyas, se localizaron algunas, y fueron recuperadas y devueltas a su legítima propietaria. La propia dueña de las mismas llegó a abonar a una de estas empresas 500 euros para recuperar las joyas empeñadas por este familiar.

Concluyendo con la investigación y después de realizar un estudio minucioso de las cuentas bancarias de la denunciante, se pudo determinar que debido a todas las transferencias y concesión de créditos, así como el uso de las tarjetas bancarias, los presuntos autores dejaron a la denunciante en una situación económica precaria, provocando unas pérdidas cercanas a los 60.000 euros, llegando al punto de serle cortado el suministro eléctrico de la vivienda en la que reside así como la devolución de distintos recibos bancarios domiciliados por carecer de saldo.