NOTICIAS
26/10/2021 13:53 CEST | Actualizado 26/10/2021 16:49 CEST

Uno de los autores de la obra que denuncia la subida de la luz: "Es una llamada de atención"

Abraham Calero y StoolStreetArt han representado gráficamente el aumento medio de la factura de la electricidad en España.

La Cambra fotografía
La obra de los artistas Abraham Calero y StoolStreetArt.

“El coste del megavatio/hora marca nuevo récord”. Esta es la noticia que más se repite. Día tras días y ya desde hace varios meses, el precio de luz solo crece y se dispara engrosando las facturas mensuales de los consumidores. 

Su constante crecimiento afecta a todo el mundo. Nadie está exento. Para representar gráficamente lo que supone al mes que el precio del megavatio vaya a récord diario, el artista de arte urbano Abraham Calero y el colectivo StoolStreetArt han creado una pieza en la huerta de Campanar de Valencia con la que con un solo vistazo el ciudadano ve la implicación directa que tiene. 

Tanto Calero como los integrantes del grupo valenciano han utilizado los precios medios mensuales de la factura de la luz en España, recogidos por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), para denunciar sobre una torre eléctrica abandonada cómo ha evolucionado a lo largo del 2021. 

Los meses que han elegido son los que han considerado más representativos por el salto que da (febrero, abril, septiembre y diciembre). En febrero, la factura media de los españoles estaba en 55,22 euros. Dos meses más tarde, ya pasó a los 70,73 euros para en septiembre alcanzar los 87,40 euros. En diciembre han querido dejar el hueco en blanco para completarla y ver cómo se cierra el año.

“Tiene pintas de que, salvo intervención estatal, va a ser mucho más alta porque nuestra dependencia del gas cada vez es mayor y ahora se va a disparar con la llegada del invierno, la calefacción, menos horas de luz natural, etc”, vaticina Calero.

Tanya Heidrich
La torre con la pieza que representa la subida en la factura de la luz en 2021.

Pero estas cifras todavía impactan más si se comparan con las del año pasado. En septiembre del 2020, la OCU fijó en 58,97 euros el gasto medio en luz de los hogares españoles, es decir, casi un 33% menos que este mes de septiembre. El porcentaje aún se puede ver más incrementado con la estimación que tiene la OCU para el mes de octubre del 2021, ya que calculan que pueda pasar de los 57,23 euros del año pasado a unos hipotéticos 100.  

“Es una crítica, pero sobre todo es una llamada de atención. Casi se ha duplicado el precio. No hemos querido utilizar el precio mayorista porque las eléctricas justifican que todo este incremento no tiene por qué afectar a nuestras facturas, pero la OCU sí dice que en el mismo periodo del año comparado con el año pasado estamos alrededor de un 30% más. Eso significa que el recibo medio ha ido subiendo. Es un montón”, asegura Calero, que entiende el arte urbano como un componente reivindicativo necesario.

De esta manera, el artista madrileño de 45 años desmiente “este punto de demagogia de las eléctricas de que la factura de la luz no se iba a ver afectada”. Él se pone de ejemplo y especifica que está viendo como su recibo de la luz se ha visto aumentado en más de 20 euros respecto al año pasado. “A las familias que van muy justas, esos 20 euros a final de mes les puede suponer un esfuerzo”, señala.

También sitúa el foco en los profesionales, que tienen que tener abiertos sus locales durante las horas centrales del día. “Se están viendo muy afectados. Tienen unos márgenes de beneficios que tampoco son grandes y no pueden decidir si poner la lavadora a una hora u a otra. Con la llegada del invierno, por ejemplo el dueño de un bar tiene que poner la calefacción todo el día para que los clientes estén calientes”, comenta, preocupado por la deriva que puede tomar. 

“La gente está muy enfadada por las puertas giratorias”

La composición de la obra está formada por tablones de madera de 12 metros de largo y el triángulo final de la pieza. Aparte, están los números de los distintos valores del recibo. 

Aunque empezaron a pensar en el proyecto a principios de septiembre con la celebración de las Fallas, lo colocaron hace escasos días. Calero y el artista del colectivo StoolStreetArt estuvieron unas cuatro horas colgados de un arnés, como si estuvieran escalando una pared, atando las maderas a la torre. 

En ningún momento la perforaron o la transformaron. Lo que hicieron fue unir unos tacos de madera a su estructura con bridas y, después, atornillar las maderas de la flecha a estos tacos. Para los números, los fijaron sobre una alambre que ataron con las mismas bridas a la torre generando la sensación de estar flotando. Un trabajo costoso que tuvo a los que paseaban por la zona a sus primeros espectadores. 

Lejos de no interrumpir a los artistas, muchos de estos ciudadanos sí que les mostraron su preocupación por el precio de la luz y su queja por las puertas giratorias con los partidos políticos.

La Cambra fotografía
La subida de la luz, representada en una torre.

“Coincidió con el escándalo de Carmona e Iberdrola y estaba la cosa calentita. Estaban muy enfadados por las puertas giratorias y nos decían que todos se iban a trabajar a las eléctricas”, rememora. 

Además, Calero también tiene la sensación de que la población ha interiorizado que no se puede hacer nada contra esta subida y que ya se ha resignado. “Está pasando fuera de España también y creo que hay una pérdida de credibilidad en el sistema, la gente me parece que cree que esto de la luz es una batalla perdida. Todo el mundo nos ha felicitado por la obra, pero todo el mundo tiene la sensación de que no va a servir para nada”. 

En enero del 2022, cuando Calero y StoolStreetArt rellenen el hueco en blanco de diciembre se podrá comprobar si la luz ha dejado de subir o, si por el contrario, sigue en permanente crecimiento.