Es posible que lleves toda la vida utilizando mal el repelente de mosquitos

No basta con pulverizar el producto por el cuerpo.

Verano es sinónimo de repelente de mosquitos. Con las altas temperaturas estos insectos se multiplican y la mayoría de españoles terminan sufriendo las incómodas picaduras.

Para evitarlo hay todo tipo de remedios y productos, pero el más eficaz sigue siendo el repelente, que normalmente se utiliza en spray. A pesar de que es posible que lleves utilizándolo toda la vida, no basta con pulverizar sobre el cuerpo, hay que tener varios pasos en cuenta.

1. Extiende el producto después de pulverizarlo.

Rociar el repelente por la piel no es suficiente. Hay que asegurarse de que el producto llega a todas las partes del cuerpo y para eso habrá que extenderlo de forma homogénea.

2. No olvides la cara

Los mosquitos también pueden picarnos en cualquier zona del rostro, una piel que es más sensible que la del resto del cuerpo. El doctor Paul Henri Consigny recomienda cambiar el repelente en spray por otro en crema para la cara, para así evitar que el producto entre en ojos y membranas mucosas.

3. Debe aplicarse de nuevo después de nadar en playa o piscina

4. ¿Antes o después del protector solar?

El repelente debe ponerse siempre después de la crema solar.

5. Puede reaplicarse cada ocho horas, pero nunca utilizarse más de tres veces al día.

6. Recuerda lavarte bien las manos después de utilizarlo

Las mejores cremas SPF30 de 2020 según la OCU