INTERNACIONAL
04/09/2020 14:36 CEST

La vacuna rusa genera anticuerpos contra el coronavirus y es segura

La prestigiosa revista científica 'The Lancet' ha publicado los resultados de los primeros estudios.

ASSOCIATED PRESS
Vacuna rusa desarrollada en el Centro Nacional de Epidemiología Nikolai Gamaleya (Alexander Zemlianichenko Jr/ Russian Direct Investment Fund via AP).

El anuncio de Rusia del 11 de agosto de la primera vacuna contra el coronavirus, la Sputnik-V, fue acogido con muchas dudas y escepticismo. Este viernes ha recibido el espaldarazo de la ciencia con la publicación en The Lancet, una de las revistas médicas más prestigiosas, del resultado de los primeros estudios: es segura y funciona.

En los dos ensayos, realizados en junio y julio, y en los que participaron 76 personas —dos ensayos de 42 días, que incluyeron cada uno a 38 adultos sanos de entre 18 y 60 años—, el 100% de ellos desarrolló anticuerpos y no presentó efectos secundarios graves. 

Entre los efectos adversos que se citan figuran algunos como fiebre, dolor de cabeza, dolor en el lugar del pinchazo, fatiga o dolores musculares, todos ellos similares a los de otras vacunas. 

“Se necesitan mayores ensayos a largo plazo que incluyan una comparación con placebo y un seguimiento adicional para establecer la seguridad y eficacia a largo plazo de la vacuna”, señala la revista.

En un comentario independiente que acompaña a la publicación en The Lancet, Naor Bar-Zeev, de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, apunta que los resultados son alentadores “pero pequeños”.

“La inmunogenicidad es un buen augurio”, señala, pero recuerda que no se ha probado cómo afecta a personas mayores. “Aún no se ha demostrado la eficacia clínica de ninguna vacuna contra Covid-19″, recalca. 

EL HUFFPOST PARA MEETIC