POLÍTICA
19/06/2019 11:37 CEST | Actualizado 19/06/2019 14:46 CEST

Valls: "Ciudadanos se ha convertido en un partido que pacta con una formación reaccionaria y antieuropea"

“Espero resultar útil como concejal del Ayuntamiento de Barcelona. Me quedo”

RTVE

La piel a tiras. El que fuera candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Barcelona Manuel Valls, con quien la formación naranja rompió el pasado lunes tras facilitar la alcaldía de Ada Colau con sus votos –en contra del criterio de la dirección del partido—, ha anunciado que continúa como concejal del Ayuntamiento de Barcelona en una rueda de prensa en la que ha dado argumentos de todos los colores contra su antiguo socio. 

“Espero resultar útil como concejal del Ayuntamiento de Barcelona. Me quedo”, ha afirmado tajante el exprimer ministro francés, antes de calificar esta decisión de “humilde” y de cargar con dureza contra Celestino Corbacho “después de su decisión incomprensible” de abandonarle y marcharse a Ciudadanos.  

Valls ha argumentado también que no entró en política “para luchar por liderar las derechas y para relevar al PP, o para impedir un gobierno de mayoría constitucionalista en este país”. En este sentido, el exprimer ministro francés ha resaltado que “Ciudadanos se ha convertido en un partido que pacta con una formación reaccionaria y antieuropea [...], no vale esconderse tras el PP ”.

“Cada uno es responsable de sus actos en Barcelona y en Madrid”, ha sentenciado, tras lo que ha calificado la estrategia de Ciudadanos de “deriva grave” que no comparten muchos militantes y electores, porque puede afectar a las posibilidades de confluencia constitucionalista.

“Esta es la discrepancia más importante”, ha destacado, al tiempo que ha puesto el foco en que el gran peligro en España y el mundo es “el nacionalismo”: ”¿Discrepancia en este tema? No, ruptura”, ha afirmado tajante.  

Valls ha mostrado su orgullo por su decisión de cortar el ascenso a la alcaldía del candidato de ERC, Ernest Maragall, “en contra de las directrices de Ciudadanos”, ya que “Ada Colau y Maragall no son lo mismo”.

No obstante, Valls no ha ahorrado críticas contra Colau por sus primeras decisiones como alcaldesa, como poner un lazo amarillo en la fachada del Ayuntamiento: “Que haya puesto un lazo amarillo nada mas ser alcaldesa es deplorable, y le exijo que lo retire”, ha pedido Valls, quien no obstante se ha preguntado ”¿qué habría hecho Maragall si hubiera logrado la alcaldía?”.

“Hay que decir que la señora Colau ha tenido que probar una medicina que no le es ajena, que es la de los escraches. Lo que vivimos el sábado y yo en primera línea es intolerable”, ha valorado Valls, en referencia a los insultos que recibió en la plaza Sant Jaume tras la investidura. 

 

Para Valls, este episodio “confirma el acierto” de su decisión de apoyar a Colau y negar la entrada del nacionalismo en la Alcaldía: “Mi objetivo era claro, cerrar el paso a un alcalde independentista y la política es el arte de lo posible”. 

En referencia a quienes hablan de problemas personales con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, Valls lo ha negado: “De ninguna manera. Es un problema político y es grave”, ha matizado.

“Respeto”

El exministro socialista y concejal del Ayuntamiento de Barcelona Celestino Corbacho ha evitado este miércoles “entrar en polémicas” con el ex primer ministro francés Manuel Valls y le ha pedido que respete su decisión de unirse al grupo de Ciudadanos en el consistorio.

“Yo no voy entrar en polémicas con Manuel Valls. Le deseo toda la suerte del mundo en lo personal y en lo político, pero en esta vida cada uno somos dueños de nuestros actos y, de la misma manera que yo respeto y respetaré siempre lo que él decida y lo que él haga, simplemente le pido que él haga lo mismo”, ha dicho el concejal del Ayuntamiento de Barcelona en declaraciones a EFE.

Corbacho ha aseverado que él “no ha roto con nadie en particular”, pues estaba en la coalición en su “condición de independiente”, por lo que ha considerado cuando se rompieron las relaciones entre Valls y Cs que él se quedó “en medio”. Eso, según ha dicho, le empujó a tomar la decisión de inscribirse en el grupo municipal de la formación naranja.

Por otro lado, ha declinado valorar las críticas de Valls a la formación de Albert Rivera, pues ha afirmado que no puede “hablar en nombre de ellos”, ya que no es militante del partido.

Photo gallery Manuel Valls, en imágenes See Gallery

ESPACIO ECO