INTERNACIONAL
05/12/2021 15:52 CET

Vargas Llosa, invitado estrella de la Convención del PP, apoya al candidato de extrema derecha de Chile

El escritor anima al líder ultra a "recuperar el liderazgo que tenía Chile".

YOUTUBE
Mario Vargas Llosa muestra su apoyo al candidato ultra José Antonio Kast.

El escritor Mario Vargas Llosa, quien fuera uno de los invitados estrella de la última Convención nacional del PP, ha mostrado su apoyo público al candidato de extrema derecha chileno José Antonio Kast, que luchará por la presidencia del país en la segunda vuelta contra el candidato de la izquierda Gabriel Boric.

Ha sido durante un encuentro telemático que la campaña de Kast ha compartido en su canal de YouTube, en el que Vargas Llosa ha animado al candidato ultra a “recuperar el liderazgo que tenía en América Latina”. 

“Es muy importante que Chile lidere nuevamente lo que es el centro-derecha, la libertad, estimular a los empresarios, estimular la inversión extranjera. Todo eso crea trabajo y hacer ciertas enmiendas a lo que falló en el pasado”, ha agregado el escritor. 

“Creo que si Chile consigue revertir la tendencia, el caso de América Latina cambiará muchísimo. Será muy importante para el centro liberal. O sea, que tiene usted una responsabilidad enorme”, ha seguido Vargas Llosa, quien ha reconocido estar “dispuesto a apoyarlo”. 

Kast, seguidor de Bolsonaro y Trump y nostálgico de Pinochet, procede de una familia con vínculos con el nazismo (su padre se alistó en el Ejército durante el régimen nazi en Alemania) y organizaciones de derechos humanos han denunciado que miembros de su familia participaron en la detención de opositores durante la dictadura en Chile. 

De hecho, su hermano Miguel fue ministro durante la dictadura de Pinochet.  

A todo ello se suman sus declaraciones públicas, afirmando que si el dictador viviera votaría por él y que Piñera, el presidente saliente, “es peor que Pinochet”. 

Su complacencia con la dictadura militar no es nueva. De hecho, apoyó la continuidad del general en el plebiscito de 1988 y defiende su legado económico.

Además, ha recibido el apoyo desde España del líder del partido de ultraderecha Vox, Santiago Abascal, quien le felicitó por su pase a la segunda vuelta de las elecciones y le animó con un “adelante”: 

Su programa no ha estado tampoco exento de polémica. En lo económico, defiende posturas liberales que pasan por la desregulación de los mercados, la reducción a lo mínimo del Estado, la privatización de la gran minera Codelco y la bajada drástica de los impuestos.

Mientras que en lo social, quiere eliminar el Ministerio de la Mujer, consagrar el concepto de familia tradicional, luchar contra el aborto y construir una “zanja” en el norte para frenar la migración ilegal, al más puro estilo Trump.

Se opuso al cambio de Constitución en el histórico plebiscito de 2020 y muchos analistas han alertado de que, de llegar a la Presidencia, podría boicotear el trabajo de la convención encargada de redactar el nuevo texto.