ECONOMÍA
28/06/2019 19:02 CEST

Veneto, esa región rica llena de pequeñas grandes multinacionales

El mejor ejemplo de la excelencia del 'Made in Italy'.

Se despertaba cada mañana Andrea Palladio, el gran arquitecto italiano del siglo XV, imaginando sus viviendas para los precursores de los actuales empresarios de la zona, ricos comerciantes del Veneto. La región italiana, de una belleza extraordinaria, cuenta con ríos y canales que desembocan en Venecia, por donde las frutas, verduras, los cereales y las manufacturas de los artesanos de la zona eran trasladadas para ser exportadas desde el puerto de Venecia al mundo. Casas palaciegas que por primera vez no se levantaban para miembros de la nobleza o del siempre influyente clero.

Visitando las villas que sobreviven a Palladio y que inspiraron, por ejemplo, la arquitectura estadounidense de grandes urbes como Washington, cualquiera observa las decenas de pueblos esparcidos por campiña y montañas entre las históricas Padua, Vicenza o Verona. Y entre ciudades históricas y pueblitos, se encuentran impresionantes decenas de pequeñas empresas esparcidas por todo el territorio. Empresas en general familiares de entre 50 y 100 empleados que dan forma a la riqueza del territorio. Ahora que tanto hablamos de “la España rural” quizá convendría enviar a unos cuantos de nuestros políticos a copiar la fórmula del éxito del Veneto. Justo ahí en medio, en un pueblito cercano a Vicenza de nombre Dueville, el grupo Kering acaba de anunciar que amplia su fábrica de Bottega Veneta. Se trata de la tercera planta industrial de la firma de origen italiano y empezará a construirse a partir del año que viene.

En los 6.000 metros cuadrados de superficie, la marca empleará a algo mas de 200 artesanos del lujo mas exigente, el mejor ejemplo del “Made in Italy”. Se trata de un espacio compartido entre la fabricación y la formación de empleados. Bottega Veneta tiene como bandera la creatividad, la calidad de los productos y la fabricación artesanal. Y la artesanía es método, práctica, talento y tradición. Y por ello desde Kering buscan mantener la excelencia en las marcas de gran lujo por las que han apostado tras su cambio estratégico. 

Desde hace un año los tres grandes holdings que dominan el mercado de lujo mundial, Kering, LVMH y Hermes, están apostando por vender aquellas marcas que no son lo suficientemente lujo para sus estándares e incrementar el control de calidad y la exclusividad en todas sus colecciones. 

El grupo Kering también ha anunciado que se lanza con todas sus fuerzas al negocio online, que incluye nuevas plataformas de venta directa de los fabricantes y marcas como Instagram. LVMH, Kering, Richemont, Estée Lauder, Chanel o Hermès no paran de crecer, algunos incluso a doble dígito. Los diez colosos de la industria del lujo facturaron 118.909 millones de dólares en su último año, lo que equivale a un 14,2% más. Las cien principales empresas del sector, que representan casi la totalidad de este mercado, generaron en ventas en 2017 un total de 246.664 millones de dólares. En su conjunto, la cifra de negocio de estas compañías alcanzó el ejercicio pasado un total de 276.754 millones de dólares, según el último informe Global Powers of Luxury Goods, publicado por la consultora Deloitte. Todas las marcas han apostado por planes de digitalización global para crecer.

Photo gallery Acqua Alta en Venecia See Gallery