BLOGS
09/10/2019 07:17 CEST | Actualizado 09/10/2019 09:39 CEST

Verownika: "Se puede vivir de YouTube, lo que pasa es que no es fácil"

"Si fuera fácil todo el mundo lo haría. Hay mucha gente que sigue sin comprender que esto es una profesión".

Verownika. 

Últimamente soy más asiduo a consumir YouTube a diario que televisión, ¿vosotros también? Creo que lo que inclina la balanza a favor de la red social, además ser más accesible y cómoda de ver gracias a la portabilidad de los teléfonos móviles, es la mejora en la calidad de contenidos y en su variedad.

Tenemos canales de todo tipo; humor, música, tendencias, moda, cine, tecnología… y la cercanía y naturalidad que desprenden sus protagonistas, llamados youtubers, es la clave de su éxito. Nos gusta sentirnos identificados y reflejados en esas personitas que con ingenio y descaro hablan de cosas cotidianas o nos recomiendan productos atractivos y que deseamos.

El negocio de YouTube puede ser muy rentable… ¡y complicado! Hace unos meses el youtuber Wismichu sostenía que cada dos millones de reproducciones en uno de sus vídeos ganaba unos 1.000 euros, dependiendo del mes. Si se basan las ganancias en la publicidad de la plataforma con el número de reproducciones es tremendamente complicado vivir de la red social. Pero hay más fórmulas para dedicarse a ello, como los patrocinios. 

Me pareció un tema apasionante. Quise hablar con una gran youtuber que sigo y que disfruto con sus vídeos. Verownika es una profesional de YouTube que dejó su trabajo para dedicarse plenamente a realizar vídeos y subirlos a su canal. En actualidad cuenta con más de 60.000 seguidores y es referente en vídeos de tecnología. Puedes verlos en este link.

Vero nos cuenta por qué dio el salto, si hay envidias en YouTube o si se puede vivir de la red social. Sencilla, sincera y divertida; así es Verownika, ¡como en su canal!

 

Pregunta: Vero, ¿por qué decidiste dedicarte al mundo de la tecnología en YouTube?

Respuesta: Estudié tecnología electrónica, la tecnología siempre me había llamado la atención. Antes trabajaba en una empresa tecnológica de consumo, pero la empresa cerró y empecé a trabajar en otra, pero más química. Echaba mucho menos el apartado de electrónica y de tecnología pura. Decidí no desengancharme y escribí en un blog de tecnología sobre Apple. Después montamos un canal de YouTube. Acabó el blog y decidí seguir con el canal de YouTube, pero con el mío propio.

¿Cómo fue dar ese salto total a las redes? ¿Tuviste pánico o no te lo pensaste?

Tienes que estar preparada porque vas a recibir comentarios negativos y positivos y no te tienen que afectar ni para bien ni para mal. No te puedes endiosar con lo bueno y de los negativos coge las críticas constructivas y que puedan ayudarte a mejorar tu trabajo y en tu día a día. No tomes en cuenta aquellos que son destructivos. Mi miedo no fue por las críticas porque yo combinaba mi trabajo con YouTube. Mi miedo ha sido hace dos meses, cuando he dejado todo para dedicarme a YouTube. Ese ha sido el salto más grande y es una decisión que agradezco haber tomado.

¿Qué es lo que más te hace disfrutar?

Compartir con la gente. Intento hacer que no sean las típicas review, transmitir un mensaje que vaya más allá de la tecnología. Cuando alguien que se pone un vídeo mío me dice que le levanta el ánimo o que le inspiro, es lo que más agradezco. No solo hablo de un producto, intento que la gente le ponga pasión a la vida. Es difícil hacerlo (risas) pero es mi intención.

.Verownika.

¿Qué opinas de los youtubers a los que se les critica por recomendar productos de dudosa calidad o que no están relacionados con ellos?

Esto es un tema que ahora está de moda. Lo primero, pido respeto para los compañeros. También, hoy en día, todo el mundo puede ser youtuber (risas), todo el mundo puede hacer un vídeo, pero yo me rodeo de grandes profesionales. Quiero decir que todo el mundo puede ser profesional, pero deja de serlo en el momento que pierde la credibilidad. A mí me han llegado a ofrecer muchísimo dinero por dispositivos que no van conmigo. Yo nunca voy a ofrecer un dispositivo que sé que no va a funcionar. De hecho, me han mandado dispositivos de los que no he hecho vídeo porque no lo puedo recomendar.

¡Qué bien!

Creo que el que hace esto, al final le va a pasar factura. El tiempo pone a todo el mundo en su sitio. Yo me dedico a ser honesta con mi trabajo. Obviamente, hago vídeos patrocinados y lo digo en el vídeo, no tengo ningún inconveniente. Pero sí que es verdad que todos los vídeos que hago patrocinados son de cosas que utilizo o recomiendo cien por cien y sé que no van a fallar.

Además, se te nota.

¡Sí! Te puedo decir que a mí me han venido grandes marcas para pedirme que dejara de utilizar el iPhone y que utilizara su marca, pagándome dinero. Y no me ha dado la gana. Y sé que me cierro puertas importantes, pero sería vender mi canal. Mi canal soy yo. Hoy utilizo el iPad y de aquí a tres años igual utilizo otra cosa que es más afín a mí.

¿Con qué vídeo te lo has pasado mejor?

¡Uy! El último, es un vídeo en el que hablamos sobre eliPhone11 y, al final hablamos de la evolución del iPhone, pero lo cerraba con Steve Jobs y lo que ha representado Apple. Fue muy divertido y muy guay porque colaboraron grandes amigos míos como Víctor Abarca, Sergio Navas, Pedro Aznar… y le pedí a Patreon que grabaran unas frases del discurso de Steve Jobs en Stanford. Me lo pasé pipa mezclando la historia con todo lo que me habían mandado mis compañeros y las frases de Patreon. Y recordando todo lo que he vivido. Se transmite buen rollo porque es gente maravillosa y por lo que nos inspiró Steve Jobs y el primeriPhone.

Verownika. 

¿El evento más peculiar al que te han invitado?

Ayer fui a un evento muy peculiar… ¡Tengo varios! Porque me ha pasado de todo… (risas) Ayer fue muy divertido, fue un evento con Acer y tuvimos una scapebox que es como una caja en la que había que resolver unas pruebas para montarte en una nave. Después de eso nos llevaron a un casino que montaron, fue muy divertido. También con Acer, hace dos años nos llevaron al bar de hielo en Barcelona. Y uno muy chulo, fue con Endesa que nos llevaron a un pase de noche por la Alhambra y fue de los más bonitos y curiosos a los que he podido ir.

La pregunta del millón, ¿se puede vivir de las redes y de YouTube?

Se puede vivir de YouTube, lo que pasa es que no es fácil (risas). Si fuera fácil todo el mundo lo haría. Hay mucha gente que sigue sin comprender que esto es una profesión. No lo comprenden porque como nos ven que amamos a nuestra profesión y si lo haces solo por dinero no vas a llegar muy lejos porque te va a quemar en cuatro días. Yo llevaba mucho tiempo combinándolo con mi trabajo, pero llegó un momento en el que tenía que tomar una decisión porque ya no me daba la vida para más. Es difícil, pero si trabajas mucho y es algo que te apasiona, se puede vivir de ello. Sí.

¿Se notan las envidias dentro del mundo de YouTube?

¡Uy, sí! (risas) Yo me llevo bien con todo el mundo, pero sí que es verdad que en el mundo de YouTube los cuatro amigos que tengo son maravillosos. Pero sí que hay youtubers y personas que no van con mi filosofía. Porque hay mucha envidia, esto es como cualquier trabajo y siempre hay como esa competitividad. No todo el mundo nos podemos llevar bien.

Se puede vivir de YouTube, lo que pasa es que no es fácil (risas). Si fuera fácil todo el mundo lo haría. Hay mucha gente que sigue sin comprender que esto es una profesión.

¿Cuál crees que es una de las claves para saber conectar con la gente a través de YouTube?

Ser auténtico y cercano. Ser tal cual eres. No puedes ser otra persona porque vas a estar tanto tiempo ahí… mi gente cuando ve mis vídeos sabe cuándo estoy mal y cuándo estoy bien. Yo lo subo y lo digo, tanto en Instagram como en YouTube, lo importante es que te vean cercana, que eres uno más y que estás con ellos. Intentar empatizar y transmitir positividad, que creo que hay demasiada negatividad en televisión y en otros medios como para llegar a YouTube, que también lo hay. Pero no es la idea que se pongan un vídeo y les eches más mierda.

¿Cuál es el último capricho que te has dado?

Es el que voy ha hacer ahora mismo, ¡teñirme el pelo! (risas). Voy a ir a la peluquería porque no me cuido nada. Necesito ir a la peluquería porque no paro y ese es mi capricho.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs