INTERNACIONAL
13/05/2020 07:39 CEST | Actualizado 13/05/2020 07:39 CEST

El expresidente Vicente Fox: "Difícilmente tengo para comer; vivo al día"

Se refirió a sí mismo como "el mejor presidente que ha tenido México".

CNN
El expresidente Vicente Fox, entrevistado en la CNN en español.

El expresidente mexicano Vicente Fox (2000-2006) confesó que “difícilmente tiene para comer”, que no le ha robado dinero a nadie y que prácticamente vive al día en una entrevista con la cadena CNN en Español.

Con esas frases, el exmandatario mexicano salió al paso en la entrevista a distancia en la que ayer CNN en Español le cuestionó su honestidad durante su administración.

El periodista Camilo Egaña le recordó a Fox que sus adversarios todavía hoy, 20 años después, “insisten en que usted se fue de la Presidencia sobradísimo, dos o tres veces más rico de como llegó”.

“Ahorita difícilmente tengo para comer, yo no le he robado un centavo a nadie. Yo he hecho mi patrimonio con trabajo, si con una herencia de mi padre (...) yo vivo prácticamente al día”, respondió el expresidente Fox.

Fox explicó que trabaja desde niño y que fue precisamente trabajando como logró salir adelante. “Aquí no hay riqueza, ni dinero escondido y cualquiera que lo busque no lo va encontrar, yo vivo prácticamente al día y todo el dinero (que ha ganado) lo he metido a las fundaciones”, apuntó.

Remarcó que todo el dinero que llegó a cobrar, “hasta 200.000 dólares” en algunas conferencias, “como ahora lo cobran Barack Obama o Bill Clinton, lo donó a las fundaciones Vamos México, Centro Fox, Crisma, que, dijo, ayudan gente pobre y necesitada.

Durante la entrevista Fox se refirió a sí mismo como “el mejor presidente que ha tenido México: ahí están los hechos y los logros concretos, se redujo la pobreza y hubo crecimiento económico moderado”.

Fox se refirió a sí mismo como 'el mejor presidente que ha tenido México"

Fox ha sido uno de los críticos más fuertes del presidente Andrés Manuel López Obrador en los últimos años, y durante su Gobierno (2000-2006) buscó inhabilitarlo legalmente para que no fuera candidato a la presidencia en 2006, cuando ganó las elecciones Felipe Calderón.

En agosto de 2019, Fox renunció a los escoltas oficiales encargados de garantizar su seguridad con el objetivo de que el Gobierno ahorrara los recursos de esa protección.

En septiembre de 2018, el Congreso mexicano votó para retirar escoltas a expresidentes, quienes en algunos casos contaban hasta con 80 personas para su cuidado y servicio.

Pero en abril de 2019, el presidente López Obrador garantizó protección a los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón (2006-2012), ambos del derechista Partido Acción Nacional (PAN) aunque Fox posteriormente rechazó esa custodia.