POLÍTICA
20/06/2019 15:32 CEST | Actualizado 20/06/2019 15:33 CEST

Crisis de Vox en su 'bastión' de El Ejido: expulsados dos concejales

Discrepancias por los puestos en la Diputación provincial de Almería.

GETTY

Crisis en uno de sus grandes bastiones. Vox ha iniciado los trámites para expulsar a Juan José Bonilla López y Rosa María Martín Escobar, concejales del municipio almeriense de El Ejido, “por anteponer su ambición personal al interés de sus votantes”.

En un comunicado, este partido justifica así la decisión tomada después de que los concejales se hayan hecho con el acta de diputado provincial por el Partido Judicial de Berja (Almería) contra la directriz de la dirección nacional del partido.

Precisa que tras las elecciones municipales, a Vox le correspondieron dos diputados provinciales.

Uno de ellos correspondía a la zona de Berja y la dirección del partido estimó que debía ser ocupado por Juan José Ibáñez, concejal por Adra, pero Bonilla y Martín “decidieron apropiarse del cargo”.

El primero como titular y la segunda como suplente, asegura el comunicado.

Añade que en los últimos días el partido “ha intentado” convencer a Bonilla, quien ha argumentado que el cargo le corresponde a él, “a pesar” que desde Vox le han explicado “la necesidad de su trabajo” en un “municipio clave” en la estrategia del partido.

Vox gobierna El Ejido con el PP

Recuerda que fue Bonilla quien negoció la formación del equipo de gobierno en El Ejido, donde fue la segunda fuerza política tras las elecciones, al obtener 7 de los 25 concejales, por detrás del PP con 9.

Informa de que, en las negociaciones, Bonilla impuso la necesidad de mantener como liberados a seis de sus concejales, “contando con que él sería liberado como diputado provincial”.

Al saber la decisión del partido, según Vox, decidió “anteponer su interés personal, secundado por Rosa María Martín como suplente, en lugar de permitir que una zona más deprimida como Adra tuviera representación” en la diputación.

El expediente de expulsión, que ya se ha iniciado, se basa en su negativa a aceptar las decisiones del partido y por anteponer la ambición personal al trabajo por la mejora de la situación de los ciudadanos.

Desde Vox advierten de que no van a tolerar que sus cargos electos usen el partido como plataforma para satisfacer intereses personales.

Tras esta decisión el partido ha iniciado ya la reestructuración de la formación en El Ejido, dado que Bonilla era su coordinador en la localidad y portavoz municipal.

 

Photo gallery Santiago Abascal (Vox) alzando el brazo See Gallery

ESPACIO ECO