POLÍTICA
05/09/2019 16:55 CEST

Vox se desvincula de un pacto municipal contra la violencia machista porque "culpabiliza al hombre"

Violencia intrafamiliar sí, violencia de género no.

EFE
Ortega Smith

“El pacto municipal contra la violencia de género culpabiliza a una parte de la sociedad y relega al olvido la violencia ejercida sobre hombres, ancianos y menores presentando una batería de medidas pensadas exclusivamente para la violencia ejercida contra la mujer”. Con estas palabras el Grupo Municipal de Vox ha anunciado que se desmarca del acuerdo común contra la violencia de género, que buscaban alcanzar todos los grupos políticos con presencia en el Ayuntamiento de Madrid.

La formación capitaneada por Javier Ortega Smith ha mostrado su rechazo al acuerdo, argumentando que supone una réplica del Pacto de Estado contra la Violencia de Género –suscrito por todos los demás partidos a excepción de Vox”–.

Pero este no ha sido su único alegato para el “NO”: “La inclusión de medidas que claramente sugieren la intervención de lobbies de género para perpetuar un negocio sustentado sobre la lacra de la violencia”, es otra de las justificaciones que suscriben.

Para Vox la violencia de género es violencia intrafamiliar, y por tanto “ ha de protegerse a todos los madrileños por igual, sin victimizar ni culpabilizar a los ciudadanos discriminando por razón de sexo o edad, tal y como marca la Constitución”. El problema de este planteamiento es que se produce una negación de la violencia sistemática que existe contra las mujeres, apuntan desde la Plataforma contra las Violencias Machistas del Bierzo.

En ese sentido, la magistrada Carla Vallejo, portavoz de la Asociación de Mujeres Juezas, matiza que establecer un marco específico de protección contra la violencia de género no sólo es un compromiso de España, sino también internacional: “Eso significa que ir para atrás o dejar de tener una política específica de protección de la mujer, y frente a la discriminación machista, sería incumplir tratados internacionales”.

A su vez, Esther Erice, presidenta de la Audiencia navarra, destaca que la gravedad de la violencia de género hace imprescindible una regulación adaptada: “Es incuestionable que la problemática existe y los datos empíricos lo demuestran”.

Los datos hablan por sí solos

El sistema de seguimiento integral de los casos de violencia de género del Ministerio del Interior, Viogén, registra en la actualidad – hasta el 31 de agosto de este año– 506.348 víctimas, de las cuales 22 están en riesgo extremo de ser asesinadas; 436, en riesgo alto; y 6.103, medio.

Ante las alarmantes cifras, Vox cancela la reunión prevista con el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, José Aniorte para hacer frente a esta lacra. Desde el área del equipo de Gobierno insisten en su intento de volver a agendarla para alcanzar un consenso en una materia tan sensible.

Photo gallery Protestas contra la violencia machista See Gallery