POLÍTICA
29/07/2020 10:35 CEST | Actualizado 29/07/2020 13:46 CEST

Vox presentará una moción de censura contra Sánchez en septiembre que el PP rechaza

Abascal no tendría los votos suficientes pero busca visualizarse como líder de la oposición y presionar al PP.

 

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado en el Pleno del Congreso que su partido presentará una moción de censura contra Pedro Sánchez en septiembre. Un golpe de efecto, sin visos de prosperar, pero que agrietará a la derecha y unirá a la izquierda. El PP ha tarado poco en responder: no apoyará esa “maniobra de distracción”.

Abascal, que ya amagó hace unos meses con presentarla, ha justificado esta decisión al tener, en su opinión, un Gobierno “ilegítimo y desaprensivo”. Según el líder de la ultraderecha el “instrumento de las movilizaciones no es suficiente”. “No basta, la sociedad española exige y merece mucho más”, ha señalado durante su intervención en la Cámara Baja.

“Por eso les anuncio solemnemente desde esta tribuna que no nos queda más remedio que usar el instrumento de la moción de censura, que presentaremos en el mes de septiembre”, ha proclamado Abascal.

Esto ha provocado el aplauso de la bancada de Vox, que se ha puesto en pie. “Entre tanto”,ha proseguido Abascal, “invitamos a todos los diputados y a todos los grupos de todos los partidos, a todos aquellos que crean que estamos a tiempo de evitar que España caiga en la ruina, en la muerte y en la opresión”.

Vox no tiene los números pero busca un golpe de efecto

Mirando a Casado ha lanzado: “Señores del PP, ya les emplazamos a ustedes el 6 de mayo desde esta tribuna, llamando a la responsabilidad del segundo partido de España”. “Se lo digo con humildad y con ánimo de diálogo, los españoles no pueden entender ni de estrategias ni de tácticas políticas, los españoles no pueden esperar más, los españoles no pueden tener esperanza en el cuanto peor mejor. Evitemos lo peor y devolvamos la voz al pueblo español”, ha señalado.

Al líder del PP lo pone en una situación muy complicada ahora: se ha evidenciado en el gesto de Casado, mirando para abajo todo el rato y sin cruzar la mirada mientras Abascal se dirigía a él.

Las cuentas por el momento no le darían a Abascal para sacar adelante esta moción, pero es un giro para visualizarse como líder de la oposición ante el PP. Para realizar una moción de censura se necesita un candidato alternativo a la Presidencia, Abascal no ha especificado si sería él, pero en teoría sí.

 

El líder de la ultraderecha hace además este movimiento al ver que las encuestas no soplan a favor. En la última del CIS aparecían en cuarta posición, con un PSOE disparado ganando las elecciones con trece puntos de diferencia sobre el PP. Asimismo, Unidas Podemos estaría por encima de Vox, a tenor del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

De esta manera, Vox presiona al PP y busca oxígeno electoral. La izquierda no ve con miedo este movimiento pues se unirá más frente al fantasma de la ultraderecha y puede volver a coser alianzas desgastadas como con ERC y Compromís.

De hecho, durante la intervención de Abascal en la tribuna, se ha visto mucha complicidad entre los socialistas Pedro Sánchez y Carmen Calvo y el líder de UP, Pablo Iglesias, los tres han reído y han comentado las palabras del representante de Vox.

El PP dice ‘no’

El PP ha dicho a la hora ‘no’ a la moción de censura de Vox. El ‘número dos’ de los populares, Teodoro García Egea, lo ha anunciado en Twitter: “No cuenten con nosotros para maniobras de distracción”.

Para los populares, se trata de “una moción de censura post vacacional para salvar al soldado Sánchez”. “El PP estará siempre en lo importante: salvar vidas y empleos”, ha agregado García Egea, que ha sentenciado: “No cuenten con nosotros para maniobras de distracción que refuercen al PSOE”.

 

 

Photo gallery Santiago Abascal (Vox) alzando el brazo See Gallery
Photo gallery Pedro Sánchez, sin mascarilla con los líderes europeos See Gallery