NOTICIAS
11/05/2020 18:27 CEST | Actualizado 11/05/2020 19:02 CEST

Vuelve el 'terraceo'... a medias: "Los números no salen"

El sector de la hostelería analiza las primeras horas con terrazas abiertas en media España.

EFE
Terraza en la provincia de Tarragona

Volvieron los vermuts y las cañas al solecito, al menos para el 51% de la población. Este lunes, media España ha entrado en la fase 1 y eso significa, entre otras cosas, la reapertura de las terrazas. A medio gas, con una limitación de aforo al 50% y entre guantes, mascarillas y geles hidroalcohólicos, pero abiertas. Al menos las que se han atrevido, porque “no a todas les salen los números”.

Lo explica tajante Alfredo Salazar, responsable de la entidad Hosteleros de España. “Las grandes terrazas sí pueden ser rentables abriendo solo con la mitad de sus mesas, pero a muchos locales que tengan apenas seis u ocho no les compensa porque únicamente utilizarían tres. Así es muy difícil que reabran porque no salen las cuentas”.

Por ello, considera que un importante número de hosteleros seguirán con el cierre echado al menos un tiempo. Algunos hasta la entrada de la fase 2, cuando ya se autorice el negocio en el interior de los recintos –igualmente limitado al 50% y solo en mesas (nada de acomodarse en la barra)–.

“En esa etapa veremos locales grandes que permitan distanciamiento en las mesas interiores y en las terrazas y aún tengan espacio para atender a bastantes clientes”. Porque, matiza, “imagínate un bar de 14 mesas –que se quedan en siete–. Con, pongamos, 15 clientes en total no es rentable abrir”.

EFE
Imagen de una terraza en la entrada en vigor de la fase 1

Abrir hoy ha sido una decisión personal que el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Hostelería, Francisco De la Torre, califica como “aventura”. En esa comunidad la mayor parte del territorio ha entrado en fase 1 (solo Granada y Málaga siguen en la 0), pero han sido “muy pocos”, los que se han decidido. Apenas un 20%, recoge Europa Press. Pese al buen tiempo en muchas zonas, el recelo pesa mucho. El responsable de los hosteleros andaluces confía en que en unos días “y con la llegada del fin de semana”, el porcentaje crezca.

No es el único territorio con una afluencia baja: ese 20% también ha sido el cálculo estimado de negocios operativos en las pocas zonas de Cataluña instaladas en la fase 1 (principalmente, en la provincia de Tarragona). 

Segundo paso adelante para los bares

El ‘terraceo’ es el segundo de los avances permitidos al sector desde que comenzaran las medidas de desescalada. Primero llegó la autorización a atender pedidos para llevar (ya en la fase 0), algo que “ayuda, pero no es la solución”, confiesa el responsable de Hosteleros de España:

“Muchos establecimientos han abierto take away –como se conoce a estos productos para llevar–, pero al no estar especializados en ese negocio no han tenido mucha clientela. Supongo que ahora con las terrazas y cuando llegue la reapertura interior al 50% ese take away será un modo más de rentabilizar la inversión. Al menos lo intentan”.

De momento han sido pocos los ‘pioneros’ que se han lanzado a la caza de una silla en plena calle. Al fin y al cabo es lunes y, más importante, no todo el mundo se atreve aún a compartir espacios públicos de ocio. ¿Es posible un aumento generalizado de los precios en cada consumición para compensar? El sector, en general “de momento no se lo plantea”, responde, ni para hacer frente a “los crecientes gastos en productos de limpieza y desinfección” junto a los de “agua, gas, luz, alquiler... que han podido suspenderse mientras estuviera cerrado el bar, pero que ahora vuelven”.

Por ello, cree que quienes se han atrevido a abrir este lunes ya no cerrarán: “Una vez abierto no se dará marcha atrás porque eso puede ser más grave”. “Cuando se cierra se pierde mucho producto, mucha materia prima que hay que comprar otra vez. Aunque las cerveceras están ayudando, el abrir supone una inversión fuerte”, razona.

Una vez abiertos los bares no se dará marcha atrás porque eso puede ser más graveAlfredo Salazar, responsable de Hosteleros de España

Cita el caso de Madrid, “donde mucha gente había llenado sus cámaras para la reapertura este lunes, creyendo que pasaría a fase 1 y de golpe, no”. Por ello, “ahora los que abran se van a asegurar muy mucho antes de hacerlo”. 

Pero mientras Madrid –y otras grandes ciudades– esperan, la otra media España hoy ha amanecido con imágenes como estas. El camino hacia la nueva normalidad.