TENDENCIAS
15/08/2018 13:49 CEST | Actualizado 15/08/2018 14:14 CEST

Vuelven Las Campos: broncas y la búsqueda del choripán en Argentina

Madre e hijas regresan a la televisión con una nueva entrega de su 'reality show'.

TELECINCO

Las Campos han vuelto. Y, como era de esperar, la nueva entrega de su reality no ha defraudado. Ha habido de todo: una gran bronca, bailes, momentos de tensión y hasta un descubrimiento sobre la pareja formada por María Teresa y Edmundo, cuyo país natal, Argentina, ha sido el escenario elegido para esta vuelta televisiva.

El programa ha dejado momentos memorables como cuando Terelu quiso probar el auténtico choripán argentino. Sí, una escena que recordaba a aquella otra en la que la colaboradora de Sálvame disfrutaba de una porra. "Si en Buenos Aires hubiera un puesto de choripán en cada esquina, Terelu se hubiera comido un choripán en cada esquina", sentenció su hermana ante la cámara.

"Si en Buenos Aires hubiera un puesto de choripán en cada esquina, Terelu se hubiera comido un choripán en cada esquina

Otro momento para el recuerdo ha sido el que ha sorprendido a todo aquel que haya visto el programa y a las propias hijas de Mª Teresa: ella y Edmundo no comparten cama ni en casa ¡ni de viaje!

Durante el programa también hubo tiempo pata un encuentro con el grupo Pimpinela, que desembocó en un debate sobre la infidelidad. Mientras que María Teresa asegura que como mujer no podría perdonar, Terelu, sentenció estar cambiando su forma de pensar: "No vas a tirar una relación por la borda por un error".

TELECINCO
Las Campos durante su encuentro con Pimpinela.

Y del choripán, las infidelidades y las sorpresas pasaron a la gran bronca, desencadenada por un regalo de María Teresa a su hija pequeña. El presente, un libro de autoayuda, Cree en tí, provocó de inmediato las preguntas y los ataques de Carmen Borrego.

"¿Crees que yo me infravaloro? Es que no sé en qué sentido lo dices, por qué dices eso?", pregunta, enfadada, Carmen. Edmundo y Terelu observan la escena con la expectación y la mirada que espera el enfrentamiento. Pero María Teresa no se inmuta y defiende su regalo: Carmen tiene que confiar más en sí misma: "Siempre está diciendo que la otra es el ojito derecho". A Carmen esto le molesta aún más y ya hablando directamente a cámara sigue en posición de ataque: "Me pega más que se lo regale a Terelu".

No fue el único momento tenso: una vez en el hotel, Carmen Borrego y su hermana comprobaron que habían escogido estilismos del mismo color para salir a almorzar a un asador argentino junto a María Teresa y Edmundo. Ninguna de las dos daba su brazo a torcer y la discusión se alargó más de lo previsto. Tanto que llegaron tarde al restaurante, lo que enfadó a su madre. "Es que ni nos ha mirado a la cara... Para estar así podrías volverte a Madrid", comentó Carmen Borrego. "No quieres comer, no quieres andar, no quieres ir...", añadió Terelu. "Pues a lo mejor no tendría que haber venido", fue la respuesta de María Teresa Campos, visiblemente molesta.