TENDENCIAS
12/01/2020 21:20 CET | Actualizado 15/01/2020 09:56 CET

¿Y si reciclar tuviese premio? Así es el modelo de Reciclos

Este es uno de los proyectos desarrollados en The CircularLab de Ecoembes que ya se está probando en algunos municipios de Cataluña, además de en dos universidades y un hospital.

Una bicicleta eléctrica de montaña. Ese es el premio que se ha sorteado por el día de Reyes entre los vecinos que más Reciclos consiguieron en el mes de diciembre. 

¿Eh? ¿De qué estamos hablando? ¿Qué tengo que hacer para poder participar si hay más concursos? De momento, si no vives en la comarca de Pla de l’Estany (Girona) o en los municipios barceloneses de Igualada, Granollers o Sant Boi —además de en el Hospital Germans Trias i Pujol y las universidades Politécnica de Catalunya y la Rovira y Virgili— nada puedes hacer. Pero si eres vecino de alguno de estos municipios, ya estarás familiarizado con esta nueva forma de reciclar con recompensa, el proyecto Reciclos desarrollado por The CircularLab, en colaboración con la startup Blue Room Innovation, que se ha encargado de desarrollar la aplicación con la que este sistema es posible.

Reciclos

¿Y cómo funciona? Muy sencillo. Los vecinos de estos lugares deben descargarse y registrarse en la aplicación, y cada vez que vayan a depositar su residuo tienen que fotografiar el envase con el código de barras en primer plano. Los contenedores amarillos donde se depositan tienen un  código QR que hay que escanear en ese momento para que la aplicación nos haga llegar los puntos o Reciclos con los que participar en sorteos o canjear por regalos y así ver recompensado el esfuerzo.

Proyecto Reciclos

De momento Reciclos solo es un proyecto piloto que está en prueba en estos  11 municipios de Girona, 3 de Barcelona y 2 universidades y 1 hospital que se pudo poner en marcha el pasado mes de junio gracias a la colaboración de la Generalitat. La iniciativa ha tenido muy buena acogida, especialmente entre el público más joven y, curiosamente, son los premios colectivos los que incentivan la participación. ¿Qué tipo de premios son? Donaciones a algunas ONG, mejoras en el barrio, financiación de proyectos educativos... Por ejemplo, en Sant Boi, los Reciclos se podían destinar a una campaña de recogida de juguetes para Navidad; o también se convirtieron en donaciones para Médicos sin Fronteras.

150 proyectos en beneficio del medioambiente

Reciclos es solo uno de los proyectos verdes que se desarrollan y evolucionan al amparo de The CircularLab, el centro de innovación abierta en materia de economía circular impulsado por Ecoembes situado en Logroño. Desde que abrió sus puertas en 2017 la actividad en este centro de investigación solo ha hecho que crecer y en estos dos años de vida ya se han puesto en marcha más de 150 proyectos, se han invertido 10 millones de euros, se ha propiciado la participación de universidades y centros tecnológicos, y han sido aceleradas 26 startups.

Ecodiseño, tratamiento de los residuos plásticos y reutilización son los campos en los que se investiga y se crea en este especial laboratorio. Además del Reciclos, por lo que de implicación ciudadana tiene, estos son otros de los proyectos que progresan y que casi son una realidad.

El plástico perfectamente sostenible

La fabricación del bioplástico vegetal, compostable y biodegradable es una realidad. Se obtiene a partir de residuos vegetales sometidos a un tratamiento de hidrólisis para extraer la glucosa y a un proceso de digestión anaeróbica con el que un miciroorganismo descompone ese material.

La obtención del polímero ya se ha conseguido pero aún quedan cosas que mejorar para que se pueda aplicar a cientos de usos. Primero, aumentar el rendimiento de la materia prima, es decir, de los residuos vegetales, y mejorar la calidad de ese nuevo plástico bio bio para su utilización en cualquier ámbito.

Tejido de plástico film

Otro de los proyectos que avanza rápido trabaja en nuevos usos del plástico film reciclado con el que hasta ahora solo se fabrican bolsas de basura o se utiliza en construcción.

La gran novedad es que ya se puede obtener de él un tejido de polietileno, una especie de rafia que puede utilizarse en la confección de bolsos, mochilas, abrigos o, por qué no, un carro de la compra como el de la foto.

Carro hecho con plástico film reciclado

Prevenir antes de causar daño al medioambiente

El último de los proyectos tiene que ver con el ecodiseño. El Packaging Circular Design es una herramienta digital que ayuda a las empresas a predecir y modificar el impacto de sus envases en el medioambiente a través de la medición y análisis de muchas variables:  tratamiento, segunda vida, impacto en la naturaleza, separación como residuo, potencial de reciclaje... 

Una vez evaluado ese impacto ambiental, se ofrecen recomendaciones de mejora. Así,  las empresas lo tendrán mucho más fácil a la hora de mejorarlos y hacerlos menos agresivos para la naturaleza.

APRENDE A USAR TU DINERO