POLÍTICA
05/10/2019 10:09 CEST | Actualizado 05/10/2019 10:59 CEST

'Yo, Jefa', la iniciativa que busca despertar el liderazgo femenino entre niñas y jóvenes

Campaña en las redes, un censo de mujeres de éxito, encuentros entre empresarias y estudiantes... Todo con un fin: pelear por la igualdad

CARLOS PINA / EL HUFFPOST
Isabel Lozano, fundadora y CEO de Trescom, y Ana Vázquez Toscano, directora del proyecto "Yo, Jefa".

Maestra, veterinaria, enfermera, médica, peluquera. Ahora, quizá, alguna policía o futbolista. Las respuestas de las niñas españolas ante la clásica pregunta de qué quieres ser de mayor se mantienen prácticamente inamovibles desde hace décadas. Arquitectas, ingenieras, informáticas... las menos. Lo que nunca aparece en sus respuestas es: “quiero ser jefa”. Dirigir un hospital, comandar un banco, presidir una compañía tecnológica, crear una empresa. Para que eso deje de ocurrir, para despertar el liderazgo femenino entre las niñas y las adolescentes, nace la iniciativa “Yo, Jefa”, impulsada por la agencia de comunicación Trescom

Como explica Isabel Lozano, fundadora y CEO de Trescom, “poco a poco han entrado otros modelos de referencia en las mentes de las niñas, que también quieren ser cantantes o youtubers y no necesariamente algo referente al cuidado de los demás”. “Sin embargo, lo de mandar no lo tienen presente. Conocen a muy pocas jefas o las que conocen tienen fama de mandonas. Nos hacen ver que el mérito vale menos que la belleza”, abunda. 

La iniciativa -parte de la vertiente de responsabilidad social corporativa de la firma- nació de la “necesidad”, como recuerda Ana Vázquez Toscano, su directora. “En una empresa con las tres socias de la dirección mujeres, como el 90% de la plantilla, vimos que había que apostar por algo que removiera a las nuevas generaciones”.

Porque, ¿dónde está el problema para que sigamos pensando así? “Creo que uno de los obstáculos para que nos veamos como jefas de una vez, sea cual sea el ámbito en el que queramos desarrollar nuestra carrera profesional, es que no tenemos un espejo en el que mirarnos. No sabemos quién ha roto ya ese famoso techo de cristal, qué mujeres están liderando proyectos importantísimos, qué empresarias han creado nuevos modelos de negocio o están ayudando y contribuyendo a que el país salga adelante. Saber estimula”, resume.

El proyecto va de frente desde su nombre: “La palabra “jefa” ha estado muy mal vista durante mucho tiempo y ha llegado la hora de decir que tenemos las mismas habilidades a la hora de liderar proyectos que ellos”, señala Lozano. Y agrega Vázquez Toscano: “Si las niñas no dicen que quieren ser jefas no es porque no sueñen con serlo, sino porque no se ven a sí mismas en esos puestos de poder, no tienen referentes en los que verse reflejadas. Por eso lo afirmamos con rotundidad” abunda. 

Si las niñas no dicen que quieren ser jefas no es porque no sueñen con serlo, sino porque no se ven a sí mismas en esos puestos de poder, no tienen referentes en los que verse reflejadas. Por eso lo afirmamos con rotundidad

Pesa el viejo lastre: la mujer, si manda, es mandona, lo que hace es imponer, pero no liderar, guiar, aportar ideas. Lozano reconoce que cuesta mucho distanciarse de esa inercia. Lo vive en sus carnes, porque la llaman con frecuencia “histérica”, “algo que no se oye de un hombre”. Pero, al fin, “tienes que hacer que las cosas pases y se hagan, y de ahí nuestra idea”, insiste. No sólo hay que arremangarse, sino que hay que hacerlo “ya”, “rápido y bien”, porque es una “urgencia en la sociedad”. 

Las dos impulsoras de “Yo, Jefa” se muestran muy satisfechas por la “increíble” adhesión de empresas y de escuelas de negocio a su iniciativa desde su lanzamiento, a inicios de este verano. Todos han entendido, explican, que hay una “idea -fuerza” esencial: que solas no podemos, que hay que sumar y colaborar. “Cuantas más organizaciones piensen que lo de la igualdad no sólo es justo y necesario, sino que aporta a la sociedad, mejor”, resumen. 

Serias se ponen cuando se les pregunta si no es esta otra idea más en la ola de la moda del feminismo que algunos desdeñan. “La igualdad no es una moda, es un imperativo”, zanja Lozano. Y lo demuestra el hecho de que, pese a la ayuda y en entusiasmo, también se están encontrando casos de empresas en las que sus empleadas reconocen que hablar de jefaturas, de mando y de derechos es un imposible. “Han sido las menos”, afinan.

CARLOS PINA
Isabel Lozano y Ana Vázquez Toscano, en la sede de Trescom, en Madrid.

Censos y convivencia

Tras lanzar la campaña, vienen los pasos concretos. Para dar visibilidad a todas esas mujeres que ya están liderando distintos sectores han editado un censo de jefas, que pretenden lanzar de forma anual. El primer ejemplar está dedicado al emprendimiento, por aquello de perder el miedo a montar tu propia empresa, y en él aparecen perfiles como los de María Benjumea, fundadora de Spain Startup – South Summit,; Elena Betés, creadora de Rastreator; o Patricia Manso, de quien nació la idea de Style Privé.

“Son casi 60 mujeres, algunas están facturando seis, cien millones de euros. No es moco de pavo. La mayoría no ha tenido un gran eco mediático, así que esta es la manera de reconocer sus historias. Quien las lea verá que es como una inspiración continua, que entran ganas de emprender, de innovar”, indica Vázquez Toscano. Mujeres que han llegado al éxito por méritos propios, preparadas, que a veces han fallado y han tenido que empezar nuevos proyectos, pero que han ido transformándose y adaptándose hasta sacar adelante sus objetivos. 

Cada año sacarán un censo nuevo, por sectores, mientras que el contenido, online, sigue creciendo con nuevas aportaciones y perfiles. 

 Su otro gran proyecto, anuncian, son las Acciones de shadowing, de aprendizaje por observación, emparejando a emprendedoras y directivas con estudiantes universitarias, para que aprendan unas de las otras. “Nosotras enfatizamos el lema “Hazlo como una chica, piensa como una jefa”. Porque hay una carga educacional importante. La igualdad se vive desde pequeños, en las familias, y ahora esas jóvenes pueden complementar su visión con ejemplos vivos de mujeres que prosperado”, relatan. 

Pese al trabajo por hacer, en cada paso que dan detectan “esperanza”.  “Ha habido y sigue habiendo dificultades, pero tenemos que superarlas y tirar del carro, ayudarnos entre nosotras y que las cosas fluyan”, sintetiza la CEO de Trescom. “Como buena histérica y cabezota” está convencida de que la igualdad es factible. “Vamos a lograrla”. 

CARLOS PINA
Promoción de la iniciativa 'Yo, Jefa'.
QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery 39 mujeres trabajando See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO