POLÍTICA
30/11/2020 10:22 CET | Actualizado 30/11/2020 10:45 CET

Zapatero cree que Sánchez haría bien en desoír a González y Guerra

El expresidente rechaza que sea un lastre el apoyo de Bildu a los PGE y sostiene que la relación de Iglesias y Sánchez es “de mucha confianza”.

Juan Karita ASSOCIATED PRESS
José Luis Rodríguez Zapatero, en una imagen de archivo.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho este lunes una clara defensa de la coalición PSOE-Unidas Podemos. Reconociendo que hay roces en cualquier gabinete, incluso del mismo partido, quita hierro a las desavenencias conocidas en las últimas semanas y augura buenos datos en las próximas elecciones.

Hasta echa mano de ironía para restar importancia a la polémica: “La relación que veo en el Gobierno de coalición es mejor que la que conocí en el Gobierno de Rajoy entre Soraya (Saénz de Santamaría) y (José Manuel García) Margallo”, replica. A su entender, por ello, el Ejecutivo haría bien en desoír las críticas de la vieja guardia y los barones que se han escuchado estos días, como las de Felipe González. Él, por “lealtad” estará con Moncloa. 

En una entrevista en La Hora de la 1, el socialista ha indicado que la relación entre los socios es “bastante buena” y que las tensiones se dan en el seno de cualquier formación. Ha citado expresamente las corrientes guerristas en su partido. Es “razonable” que haya diferencias pero, repite, la relación política entre el presidente Pedro Sánchez y el vicepresidente Pablo Iglesias es “de mucha confianza”, y es “extraordinariamente positivo” que en este contexto de crisis se añada “sensibilidad e inteligencia” de varias fuentes, por ejemplo, para abordar problemas como el catalán. “Vamos a tener una legislatura completa con mayoría clara en el Parlamento (...). Me parece que hay que volver a ver la serie Borgen”, ha rematado.

Preguntado por las polémicas enmiendas que UP ha presentado a sus propias cuentas para 2021, con el apoyo de ERC  y Bildu, Zapatero ha recordado que eso lo ha hecho hasta el PSOE. “El grupo socialista también ha enmendado los presupuestos del Gobierno”, señala. 

Y hablando de presupuestos, no le ve sentido a las críticas por el apoyo de Bildu. “La democracia se engrandece cuando es generosa”, defiende, ante la incorporación plena a la política de una formación que, en parte, tuvo lazos con ETA. “Me tranquiliza mucho que toda la crítica a los PGE es que los vota Bildu”, ahonda, destacando el carácter social de estas cuentas. “El problema de los Presupuestos para el PP no es Bildu, es que tiene minoría en el Parlamento junto Vox y Ciudadanos”, asegura.

De este debate, como el de la Ley Celaá, “no va a quedar casi nada en un mes”, porque lo importantes es que se incorporan los fondos de la UE, “eso debería tener apoyo de todos”. En ese punto, ha lamentado que Ciudadanos se descuelgue del sí porque, entiende, “sus argumentos no son convincentes”.

Ante la posibilidad de que el socialista de base se sienta incómodo con el apoyo de la izquierda abertzale, Zapatero ha replicado que con su Gobierno, socialista, se venció al terrorismo de “manera limpia, sin pagar precio, sin concesión alguna”, y ninguna pista hace pensar que eso no vaya a ser definitivo. “El votante socialista lo sabe, no hay ninguna duda”, insiste. Pero recuerda que se le dejó abierta la puerta a aquella rama política a renegar de la violencia y “participar” en la vida pública. Ha reivindicado el “orgullo moral” que han de tener los españoles por vencer a ETA, pero en democracia, sin perder la memoria, se puede ser “generoso” y “mirar al futuro”.

Mejor no oír a González y a Guerra

Sobre las críticas recibidas por la Administración Sánchez por este apoyo de Bildu, por boca de históricos como Felipe González y Alfonso Guerra, Zapatero dice que “el poder se ejerce generacionalmente” y que, en política, “cada tiempo tiene su afán”. Por eso, cree que el jefe del Ejecutivo haría bien en desoír dichas críticas. 

“Lo que ha sido la característica común de cada generación y que inculcaron quienes hicieron la recuperación del PSOE como González y Guerra fue tener la máxima capacidad y el apoyo y la lealtad al gobierno de su partido. A mí me inculcaron eso y lo voy a hacer siempre”, ha sostenido.

El expresidente ha dicho que se siente “orgulloso” del Ejecutivo que lideró González, del que él mismo presidió y del actual. “Siempre respetaré las declaraciones de todo el mundo, tengan más o menos fundamento. No es mi estilo y debo decir: la mayoría de militantes de nuestro partido quieren que los dirigentes que tengamos responsabilidades apoyen al gobierno”, ha afirmado.

Retrotrayéndose a su etapa en la Moncloa, ha reconocido que se “desoye bastante” las críticas cuando “uno está en la tarea de Gobierno”. “Si eres presidente sabes lo que quieres hacer: el ruido no confunde”, ha señalado, para después asegurar que el Ejecutivo de coalición “lo tiene muy claro”. La prioridad es una “buena relación” en la coalición y una mayoría parlamentaria suficiente. El “afán de que el país mejore y que los valores progresistas avancen” está por encima.

Para el expresidente, “se trata” de portarse “con otros” como lo hicieron “contigo”. Zapatero, que respeta la “libertad los exdirigentes, ha reconocido que a él le costaba incluso criticar al Ejecutivo de Mariano Rajoy. “Es una impronta que te queda si has sido presidente, pero si encima es de tu partido*”, ha apostillado.

Crítica a la carta de los exmilitares

Al respecto le hecho de que 73 mandos retirados del Ejército hayan firmado una carta dirigida al rey Felipe VI en el que alertan sobre la situación del país, usando los términos que emplea habitualmente la ultraderecha, Zapatero ha sido claro, “merece mi reproche”, dice, por los términos y por la “prudencia” que debe guardar quien ha servido en las Fuerzas Armadas.

“Sí, tuve algún problema. Mi gobierno tuvo algún problema. Creo que se recordará el general Mena”, ha recordado, sobre la crítica que dicho militar hizo sobre Cataluña. 

Y sobre la monarquía y el republicanismo del PSOE se ciñe al respeto a la Constitución de sus cuadros y mandatarios.

Sobre los indultos a los políticos presos por el procés dice que será muy respetuoso con el Ejecutivo pero tiene la “convicción” del valor de la “generosidad” para “afrontar, superar, recuperar” situaciones complejas. “Las medidas de generosidad contarán con mi apoyo decidido. Los conflictos más difíciles se solucionan con inteligencia, aproximación y muchas veces generosidad”, concluye.

Photo gallery Zapatero See Gallery