Zelenski acusa a Rusia de "genocidio" por los "asesinatos masivos" en el Donbás

Bombardeos rusos sobre Járvok causan al menos nueve muertos, entre ellos un bebé.
Un hombre abraza a una mujer para calmarla tras un ataque de misiles en el metro de Járkov.
Un hombre abraza a una mujer para calmarla tras un ataque de misiles en el metro de Járkov.
EFE/Esteban Biba

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha acusado este jueves a Rusia de “genocidio” por la deportación de ciudadanos y los “asesinatos masivos de civiles” en el Donbás.

En su habitual discurso nocturno, Zelenski ha dicho que la actual ofensiva rusa en Donbás “puede dejar la región deshabitada. Quieren reducir a cenizas Popasna, Bajmut, Lyman, Lysychansk y Severodonetsk. Como Volnovaja, como Mariúpol”.

El presidente ucraniano ha denunciado que los militares rusos, que ocupan el país desde el 24 de febrero pasado, reúnen en las ciudades y comunidades más cercanas a la frontera con Rusia, en Donetsk y Lugansk, “a todos los que pueden para ocupar el lugar de los muertos y heridos en el contingente de ocupación”.

Y ha sentenciado: “Todo esto, incluida la deportación de nuestro pueblo y los asesinatos masivos de civiles, es una política evidente de genocidio seguida por Rusia”.

Bombardeos rusos sobre Járvok

Zelenski ha agregado que este jueves los militares invasores bombardearon Jarkóv nuevamente y que por el momento la lista de muertos incluye a nueve personas y 19 heridos. “Todos los civiles. Un niño (cinco meses) y un padre fueron asesinados. La madre está en estado grave. Entre los heridos también se encuentra una niña de nueve años”, ha informado.

“Hasta ahora, 19 personas han resultado heridas, incluido una niña de nueve años. Y, desafortunadamente, nueve murieron, incluido un bebé de 5 meses. Era una familia que caminaba afuera. El padre y el bebé murieron, la madre está en el hospital, en estado crítico”, ha explicado también, horas antes, el jefe de la Administración Militar Regional de Járkov, Oleh Syniehubov.

Según Syniehubov, el bombardeo se llevó a cabo utilizando los lanzacohetes múltiples y la artillería Tornado y Smerch, cuya modificación está siendo verificada actualmente por expertos.

Los ataques se lanzaron desde el norte de la región y solo contra las áreas residenciales, “por lo que el enemigo está aterrorizando a la población civil, lo que no se observó en las últimas semanas debido al éxito del ejército ucraniano”, ha añadido.

La autoridad militar ha advertido de que “todavía es peligroso caminar por las calles de Járkov”. Y ha agregado que, además, este jueves se registraron bombardeos rusos en los distritos de Derhachiv, Zolochiv y Chuhuiv, y que continúan intensos tiroteos en el norte de la región.

El Estado Mayor ucraniano ha informado de al menos 63 ataques con misiles y 41 bombardeos aéreos entre el 19 y el 26 de mayo, de los que la mayor parte fueron contra infraestructuras ferroviarias y otros objetivos del este del país.

Los ataques se producen tanto sobre ciudades como sobre pequeñas poblaciones, lo que según el mando ucraniano apunta a una nueva fase de la guerra que se abrió con la invasión iniciada el pasado 24 de febrero.

Discapacidad, enfermos crónicos y mayores en la guerra de Ucrania