BLOGS
13/07/2018 07:45 CEST | Actualizado 13/07/2018 07:45 CEST

Tres motivos por los que continúa la fobia a ponerse un bikini

suman bhaumik via Getty Images

Parece que este año las revistas femeninas están publicando menos guías para adelgazar, como muestra de que las cosas poco a poco empiezan a cambiar. Los artículos del tipo Pierde tres kilos en una semana o Tonificada para el verano ya no son la norma. Las mujeres se han dado cuenta de que seguir una dieta estricta durante un tiempo no hará que se parezcan más a las chicas que salen retocadas en el artículo.

Sin embargo, no creo que las cosas hayan cambiado del todo, al menos para mí. Antes del verano sigo prestando más atención que de costumbre a mi alimentación y aumento las sesiones de fortalecimiento muscular por varias razones:

La presión de las revistas no es tanta, pero sí la de nuestro entorno

Nunca me he identificado con las modelos de las revistas que apenas se ven en la playa. En cambio, cuando veo a una chica con buen tipo no puedo evitar compararme con ella y preguntarme qué pensarán de mí los demás. A esto hay que sumarle la presión de los amigos. Según una encuesta realizada por el Instituto Francés de Opinión Pública (Ifop) para Naturavox, uno de cada tres franceses admite haberse sentido avergonzado por el peso de su pareja en lugares públicos.

Instagram no ayuda a que tengamos más autoestima

Desde que empieza la primavera, Instagram se llena de chicas en bikini y perfectamente operadas en destinos de ensueño. Muchas veces, las fotos están retocadas, pero como eso no lo dicen, les damos el beneficio de la duda mientras nosotras nos desesperamos mirándonos en el espejo. Hasta las influencers que luchan contra la imposición del cuerpo perfecto ponen a prueba nuestra autoestima. Es el caso, por ejemplo, de Anne Dubdndidu, que como practica deporte intensivo, tiene un cuerpo casi perfecto con abdominales muy marcados. No digo que no hagan deporte y coman comida rápida tres veces por semana, claro que no, pero debo admitir que sus fotos en la playa siempre me acomplejan.

La mayoría de los bañadores no potencia la figura de las mujeres

La mayoría de los bañadores que se venden en tiendas y, más aún, los de marcas exclusivas, se adaptan a mujeres muy poco comunes. Una braga superajustada no realzará el cuerpo de la gran mayoría de mujeres, quitando a algunas chicas de 20 años. Por desgracia, apenas existen marcas de calidad que se adapten a la morfología femenina.

El 67% de las mujeres todavía siente la necesidad de perder peso antes del verano, y de ellas un 58% tienen una constitución corporal "normal".

La carrera por el cuerpo perfecto no es cosa del pasado. Lo único es que el problema se ha desplazado un poco con el auge de Instagram. Mientras que antes había que estar delgada o directamente flaca, a día de hoy hay que ser "fitness" y tener los músculos marcados (sobre todo los abdominales) y una figura atlética. Pero, aunque casi nunca se especifique, no todo el mundo puede presumir de abdominales o de tripa superplana como Irina Shayk tres meses después de dar a luz.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Francia y ha sido traducido del francés por Lucía Manchón Mora

ESPACIO ECO