BLOGS
11/07/2012 10:10 CEST | Actualizado 18/10/2012 18:16 CEST

Londres Low-Cost

Londres es más que el Big Ben y Harrod's. Por eso, para los que les apeteza visitas turísticas alternativas y por cuatro duros aquí hay unos cuantos consejos.

Los Juegos Olímpicos se acercan y Londres está de moda y es probable que más de uno viaje a la capital inglesa este verano gracias a alguna oferta de bajo coste. Quizás ya hayáis estado antes o esta sea vuestra primera vez. Sea como fuere, Londres es más que el Big Ben y Harrod's. Por eso, para los que les apeteza visitas turísticas alternativas y por cuatro duros aquí hay unos cuantos consejos. El primero de todos, ahorrad la cerveza en el avión si voláis en Ryanair, están siempre calientes y salen más caras que si te la bebes en el aeropuerto.

El primer plan (aunque probablemente el menos original) es ir de museos, ya que la entrada a los mejores es gratis y es la mejor opción para resguardarse de la lluvia si el tiempo no acompaña. La entrada para visitar las exposiciones permanentes en el National History Museum, Victoria & Albert Museum o el British Museum entre otros es gratuita. Esta lista de Time Out de museos y galerías gratis en Londres es muy útil para conocerlos y saber dónde están.

Pero en Time Out podéis encontrar también listas de conciertos y eventos y atracciones gratuitas. Otra página web con un mapa interactivo de planes por la cara es Londonist, muy recomendable para ver qué planes hay alrededor de la zona en la que estéis.

Broadway Market. Foto: (c) Sean Comiskey.

Otro plan low-cost es visitar el fin de semana alguno de los mercadillos londinenses. Los sábados está el bohemio Broadway Market en el barrio de Hackney y también Portobello Market en el barrio de Notting Hill. Los domingos abre el Columbia Road Flower Market cerca del metro Old Street o el fashion Brick Lane Market en el barrio de Shoreditch. Y también está abierto todos los días el ya famoso aunque más comercial Camden Market.

Los hay para todos los gustos, pero mis favoritos para encontrar gangas de segunda mano (música, ropa...) son los mercadillos de Shoreditch y Hackney. Y a la hora de la comida la mejor opción es comprarse algo de comer en uno de estos mercados y hacer un picnic en uno de los 200 jardines de la ciudad. Los mejores puestos de comida los he encontrado en Broadway Market, y yo recomendaría comer allí ya que por ejemplo hay un puesto donde preparan unos risottos con setas por 5 libras que son una delicia y te lo puedes ir a comer al parque de London Fields.

Broadway Market. Foto: (c) Sean Comiskey.

Pero claro, moverse por una de las ciudades más grandes del mundo requiere tiempo y dinero. Por ello lo mejor es usar el transporte público. Problema: es uno de los más caros del mundo y el metro en verano es un poco un asco. Yo sugeriría dos alternativas: bus o bicicleta. Lo mejor es comprar un abono (tarjeta Oyster) en alguna estación de metro (con ella los viajes cuestan más baratos) y subirse al bus. Preferiblemente en la parte de arriba, donde las vistas son mejores y además no hay que sufrir por si te pasas la parada, ya que las anuncian en el autobús.

Sin embargo, la forma más barata con diferencia de moverse por Londres es en bicicleta con Barclays Cycle Hire. Una opción para valientes. Sin embargo, voy a tratar de convenceros. El sistema es muy parecido al de Bicing en Barcelona o Sevici en Sevilla.

Las bicicletas de alquiler Barclays están pensadas como forma de transporte para trayectos cortos por la ciudad, de no más de 30 minutos si no se quiere pagar un cargo adicional. Como turista lo mejor es el modo Casual User, con precios entre una libra, por el abono de 24 horas, y cinco por el de 7 días. Se puede pagar con tarjeta de crédito en alguna de sus estaciones o por internet en su página web.

Una vez pagado el abono, los 30 primeros minutos son gratis y a partir de ahí, la siguiente media hora cuesta una libra; pero si te pasas de esta primera hora, cada vez te cobrarán más. Así que lo mejor es devolver la bici durante los 30 primeros minutos, esperar unos 5 minutos y luego volver a sacar otra bicicleta si se desea continuar. Si no hay "parking" disponible la máquina de alquiler te indicará dónde está el siguiente punto más cercano con plazas disponibles para que aparques la bici y si presionas en No docking point free?en la pantalla tienes 15 min. extra gratuitos para ir al "parking" libre. Ah, y no olvidéis comprobar que la bicicleta está en buen estado antes de elegirla.

Además, las rutas en bicicleta se pueden planificar con antelación o sobre la marcha con Cycle Journey Planner, donde se indican además las estaciones Barclays más cercanas. Pero otra opción para aquellos con smartphone que quieran planificar rutas y bajarse mapas son las aplicaciones gratuitas como London Cycle para i-Phone o Cycle Hire Widget para Android. Y más fácil todavía para los que anden faltos de tiempo, Time Out ha hecho una selección de rutas en bicicleta por Londres con distintas paradas recomendadas que están muy bien.

Pero estos son solamente algunos consejos entre las mil opciones que hay para visitar en modo barato un Londres un poco diferente del que se suele oír hablar. Seguro que muchos de vosotros tenéis algún consejo o lugar que recomendar. ¿Se os ocurre alguno?

ESPACIO ECO