BLOGS
02/10/2013 07:28 CEST | Actualizado 01/12/2013 11:12 CET

4 cosas sobre los presupuestos que no son del todo ciertas

En 2014 se gastará menos en pagar los intereses de la deuda gracias a la bajada de la prima de riesgo; más dinero para pagar el desempleo; no habrá subidas de impuestos; el presupuesto para Sanidad es el que sufre el mayor recorte. Pese a haberse repetido mucho, estas afirmaciones no son del todo ciertas.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado se ha presentado en el Congreso. La máquina de escupir cifras, porcentajes y magnitudes insondables en que en estos casos se convierte Internet ha funcionado. Quedan en la web cientos de mensajes que apenas se tiene tiempo de leer, mucho menos de digerir. La lluvia de cifras ha ido acompañada, como es de rigor, de un aluvión de declaraciones políticas y mensajes contundentes, más o menos ciertos. Analizamos cuatro, que pese a haberse repetido mucho, no son del todo ciertos.

En 2014 se gastará menos en pagar los intereses de la deuda gracias a la bajada de la prima de riesgo

Se ha repetido mucho desde que el viernes se presentase el proyecto en el Consejo de Ministros, pero no es del todo cierto. Es verdad que en comparación con el gasto presupuestado para 2013, el previsto para 2014 es un 5,2% menor, pero esa es una comparación que sólo se sostiene sobre el papel. El gasto real en pagar los intereses de la deuda que arrastra el Estado en 2013 va a ser menor del que se presupuestó, unos 33.590 millones de euros, mientras que para 2014 se ha previsto un desembolso de 36.662 millones, un 10% más.

El propio Gobierno lo reconoce en el proyecto: "A pesar de que el coste de refinanciación ha descendido este año, el incremento de la deuda en circulación implica que la carga financiera de la Deuda aumentará de nuevo en 2014 en términos de PIB". Es decir, la prima de riesgo puede haber bajado, pero la deuda sigue aumentado -se prevé que en 2014 supere el billón, el triple que antes de la crisis- y los intereses con ella.

Más dinero para pagar el desempleo

Sucede algo parecido que en el caso anterior. Sobre el papel, comparado con el presupuesto de 2013, el gasto destinado a prestaciones por desempleo aumenta efectivamente en un 10,3%, pero lo cierto es que comparado con el gasto real de este año, el que viene se invertirá menos en esta materia (29.429 millones destinados al seguro contra al paro, frente a unos 30.000 millones de este año, según el avance de la liquidación).

No habrá subidas de impuestos ni plan B

Otro mensaje que se ha repetido en estos días, y que no es del todo cierto. De hecho, en los presupuestos de 2014 se mantienen las subidas extraordinarias aprobadas para el IRPF, el impuesto de Sociedades y el IBI. Además, aumenta el IVA Sanitario para algunos productos del 10% al 21% -tal y como ha obligado a hacer Bruselas-, se grava con un 21% de IVA los documentos que validan los notarios y entra en vigor un impuesto verde que tasa los gases fluorados, emitidos por cámaras frigoríficas.

El presupuesto para Sanidad es el que sufre el mayor recorte

Este mensaje también se ha repetido mucho, pero tampoco es del todo verdad. Comparado con el presupuesto de 2013, efectivamente se ha producido un importante recorte del 35,6%, pero, como ha explicado Sanidad, esa disminución se debe en parte a que las cuentas del año pasado incluían una partida extraordinaria de 1.034 millones destinada a cubrir la deuda acumulada por el impago de las cuotas a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales del sistema de Dependencia. Excluido las aportaciones a la Seguridad Social y obligaciones de ejercicios anteriores, sigue habiendo una reducción, pero es menor, del 6,6%.