BLOGS
14/12/2017 07:27 CET | Actualizado 14/12/2017 07:27 CET

Frankfurt para frikis: bancos, dinero y la oficina de Draghi

Pixabay

Hacía tiempo que quería visitar la ciudad de Frankfurt o, mejor dicho, Fráncfort. Por alguna extraña razón, los rascacielos siempre han actuado como un imán sobre mí y en la capital financiera de la eurozona, haberlos haylos. Y muchos. Así que después de varias visitas a Alemania, ya tocaba pisar la capital de la salchicha. Nada más aterrizar, me llamó la atención un folleto que rezaba tal que así: Fráncfort es más que bancos. Y lo cierto es que no le faltaba razón, la capital financiera de Europa es mucho más que números, tantos por cientos y cuentas de resultados. El propio centro lo demuestra, con la famosa plaza Römerberg, la catedral o el Puente de Hierro.

Pero, seamos realistas, si por algo es conocida la ciudad es por el trajín financiero que acontece entre sus rascacielos, que aumentará presumiblemente con el Brexit. De hecho, aunque Fráncfort sea más que bancos y esconda rincones realmente bellos, su centro histórico, gravemente afectado por los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial, no puede competir con el de otras ciudades alemanas como su vecina Heidelberg.

Sin embargo, no todo el mundo es consciente de la importancia de la pequeña ciudad alemana (cuenta con alrededor de 736 mil habitantes según Frankfurt.de). Allí se cocina la política monetaria de la eurozona, en las entrañas del Banco Central Europeo. Una encuesta realizada este mismo año por el comparador de bancos sin comisiones HelpMyCash.com en la que participaron alrededor de 500 personas revelaba que solo un cuarto de los encuestados sabía situar la sede del BCE, concretamente un 26,3 % respondieron que se ubicaba en Fráncfort, mientras que un 16,9 % escogieron Luxemburgo y nada más y nada menos que un 56,9 %, Bruselas.

Así que si vas a viajar hasta allí, ¿por qué no dejarte cautivar por las posibilidades que te ofrece la ciudad alemana y dejar a un lado el turismo convencional por otro un poco más friki, a la par que educativo?

¿Qué ver en Fráncfort?

1- Banco Central Europeo

El skyline de Fráncfort es difícilmente comparable en Europa, una silueta con la que la mayoría de las grandes urbes no pueden competir. Entre tanta verticalidad, destaca un rascacielos que se impone en la rivera del Meno, frente a la jungla del distrito bancario, cara a cara con el resto de los rascacielos de la ciudad. Con una altura de 185 metros, se alza vigilante la nueva sede del Banco Central Europeo, un símbolo de la eurozona que preside desde 2011 Mario Draghi. Fue finalizada en 2014 e inaugurada en marzo del año siguiente. Hasta entonces, la sede del regulador estaba radicada en el edificio Eurotower, que se encuentra, literalmente, en pleno centro, pero al supervisor se le debieron de quedar pequeños sus ridículos 148 metros de altura.

La nueva sede del BCE admite visitas. El centro de visitantes del BCE abre los lunes y los viernes a las 16:00 h y los martes, miércoles y jueves a las 10:30 h. La entrada es gratuita y tiene una duración de 90 minutos. Pero, atención, es obligatorio solicitar cita previa, no vale presentarse y llamar a la puerta sin más. Tal y como indica la web del supervisor, las solicitudes deberán enviarse con una antelación mínima de cuatro semanas por correo electrónico y un servidor ya os avisa de que conseguir plaza no es fácil y quedarse con las ganas, sí.

Pixabay

2- Museo del Dinero

Si no has tenido la oportunidad de visitar el BCE (las plazas están muy cotizadas), hay una alternativa. El Museo del Dinero del Deutsche Bundesbank (el Banco Central de Alemania) ofrece una experiencia interactiva, amena y muy educativa. La visita es libre y la entrada, gratuita. En función de cuán interesado estés, puedes dedicarle entre una y dos horas y te ayudará a resolver dudas como, por ejemplo, cómo se produce el dinero en efectivo, qué es el dinero electrónico, cómo actúa un banco central, qué efectos tiene la política monetaria, cómo detectar billetes y monedas falsos, etc. Eso sí, tendrás que entender alemán o inglés, ya que son los únicos idiomas en los que se hallan todas las explicaciones. El museo está ubicado a unos 20 minutos del centro de Fráncfort en transporte público y abre todos los días hasta las 17:00 h, salvo los sábados, que cierra, y los miércoles, que alarga el horario hasta las 20:00 h.

3- 'Euro-Monument'

La escultura, proyectada por Ottmar Hörl, se ha convertido en una parada casi obligatoria de cualquier turista que llega por primera vez a la ciudad germana. Está situada justo frente a la antigua sede del BCE. La estructura azul y amarilla es un símbolo de la ciudad y una fotografía imprescindible para rellenar nuestra galería de Instagram. Quizá prefieras visitarla cuando haya oscurecido para verla iluminada.

4- La bolsa de Fráncfort

En pleno centro de la ciudad, en la coqueta Börsenplatz, se alza una de las catedrales del capitalismo actual, la bolsa de Fráncfort, protegida por las esculturas del oso, que representa la tendencia bajista, y del toro (alcista). El edificio, diseñado por Heinrich Burnitz y Oskar Sommer, fue abierto en 1879. En 1944 quedó gravemente dañado durante los ataques aéreos aliados y tuvieron que pasar 13 años para que la sala principal fuese reabierta. Hoy, es la undécima bolsa del mundo por capitalización y abre sus puertas al público, aunque se recomienda reservar la visita (es gratuita) con tiempo.

Dontworry via Wikimedia Commons

5- El distrito bancario

Otra visita obligada es el distrito bancario de la ciudad, donde se apelotonan algunos de los rascacielos más altos de Europa. La calle Neue Mainzer y los parques Taunusanlage y Gallusanlage son un buen punto de partida para recorrer el centro financiero de Alemania y uno de los más importantes de Europa, junto con La Défense en Paris y la City londinense. Alrededor de una treintena de bancos se dan cita en esta zona de Fráncfort, junto a la bolsa y el edificio de la Ópera. La Torre Commerzbank, con sus 259 metros de altura, es la más alta y la sede de uno de los bancos más grandes de Alemania. Deutsche Bank, el mayor banco del país, también tiene su sede en Fráncfort. Ocupa dos torres gemelas de 155 metros de altura, que lucen el distintivo de la entidad en la parte alta. Otras entidades de renombre internacional, como Bank of America, Morgan Stanley o Société Générale tienen sus oficinas entre los rascacielos del Mainhattan, como ha sido bautizada esta zona de la ciudad.

El distrito financiero se puede disfrutar por tierra, mar y aire: desde el observatorio de la Main Tower, el cuarto edificio más alto de la ciudad con 200 metros, o desde la azotea del centro comercial Kaufhof (es gratuito) se obtienen buenas perspectivas a vista de pájaro. En la calle Neue Mainzer las vistas tampoco dejan indiferente y la panorámica que se obtiene sobre el Puente de Hierro, que cruza el río Meno, también son espectaculares.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA HONEST