BLOGS
16/10/2018 07:13 CEST | Actualizado 16/10/2018 07:13 CEST

The Curvy Fest: mucho más que un simple festival

AOL

Como recordarán hace algunas semanas les conté de The Curvy Fest el primer festival "body positive" que se estaría haciendo en México/Latinoamérica del 28 al 30 de septiembre en Cancún.

Durante semanas la expectativa fue creciendo considerablemente, en honor a la verdad el grupo de modelos y blogueras que participó en este evento tuvo una responsabilidad inmensa en esta emoción que se fue apoderando de todos y cada uno de nosotros, puesto que en redes sociales iba subiendo con los días el sentimiento de felicidad por esta suerte de santuario que tuvimos por tres días.

Una zona libre de prejuicios, de estigmas, libre de comentarios negativos sobre nuestros cuerpos, un espacio absolutamente sano, lleno de amor, libre de toxicidad, de violencia, un espacio blindado de cualquier atisbo de violencia sobre la belleza y apariencia física de los asistentes, eso era el ambiente que se respiraba. Camaradería, hermandad, complicidad, mucho más allá de un simple intercambio cultural.

Las pasarelas, sin atreverme a exagerar, fueron un homenaje excelso a la diversidad de cuerpos, tamaños y razas

Además de una increíble oportunidad de networking para todos, fue, me atrevería a decir, lo más parecido a un fashion week que tuvimos los latinos de tallas grandes este año.

Diseñadores de Estados Unidos, Perú y México, entre otros países, mostraron lo más fresco de sus colecciones, utilizando para ello modelos mexicanas, norteamericanas, canadienses y latinoamericanas.

Al mejor estilo de Project Runway, se realizó un concurso entre diseñadores mexicanos nóveles y estudiantes de diseño de moda, quienes presentaron propuestas distintas, absolutamente emocionantes para mujeres de tallas grandes, resultando ganador Eduardo Novelo Medina. Entre los jueces se encontraba la guapísima Ashley Nell Tipton, ganadora de pasadas ediciones de Project Runway, la primera que se dedicaba a las tallas grandes cabe destacar.

Mujeres de tallas grandes de todos los tipos de cuerpo, con todas las estaturas, y casi todas las razas estuvieron presentes en este evento

Las pasarelas, sin atreverme a exagerar, fueron un homenaje excelso a la diversidad de cuerpos, tamaños y razas. Mujeres de tallas grandes de todos los tipos de cuerpo, con todas las estaturas, y casi todas las razas estuvieron presentes en este evento sin precedentes que marca un antes y un después en el fashion latinoamericano.

Desde lingerie, trajes de baño, vestidos de largo, hasta ropa de alta costura pasamos por un arcoíris extraordinario de opciones donde se demostró con sobradas y estupendas razones que sí es posible vestir a una persona de tallas grandes con buen gusto y con ropa de calidad, hecha en Latinoamérica, sin nada que envidiarle a ninguna otra región.

Tan completas fueron las pasarelas de The Curvy Fest que desfilaron niños y hombres de tallas grandes también, hombres que para nada cumplían con los cánones que inclusive en el mundo del modelaje se exigen para poder pasar por el riguroso y excluyente filtro de la industria de la moda, aun tratándose de tallas grandes.

La moda, ese elemento tan carente y prohibido para nosotros quienes somos de talla grande

Como si fuera poco, un panel impecable y escogido con lupa de líderes en sus áreas estuvo a cargo de un día entero de conferencias enriquecedoras todas, sin desperdicio.

Desde blogueras locales, blogueras internacionales, diseñadores, hasta mujeres científicas, todos dijeron presente en este día dedicado a solo conferencias que sin duda alguna no tiene precio.

Yo tuve la oportunidad de explicar a cabalidad todo lo que había detrás de Revista Belleza XL y el movimiento "Esta es mi belleza" no solo como marca, sino el trasfondo emocional y psicológico tras dos de los más grandes proyectos de mi vida. Un día en lo personal sumo emocionante puesto que me permitió conectar a través de las emociones y el "story telling" de mis dos proyectos con la gente que tenía años siguiéndome a través de redes sociales e hizo presencia durante los tres días de este festival.

Cada evento pensado y cuidado para que fuera una jornada de aprendizaje sin que faltara el esparcimiento, donde la moda, ese elemento tan carente y prohibido para nosotros quienes somos de talla grande fuera un tópico importante sin quitarle importancia en la conversación de este movimiento "cuerpos en positivo" o "body positive" que era el centro de esta reunión de hispanoparlantes de tallas grandes.

Jamás pensé que en la vida algo así se daría y mucho menos con la calidad con que fue presentada esta primera edición

Tuve la oportunidad de conversar en exclusiva con su creadora y directora Melina Alarconi, y aunque el agotamiento luego de esfuerzo de meses es imposible ocultarlo, me confirma que sin duda alguna habrá segunda edición de este épico evento para el 2019 y sin adelantarles mucho, para quienes estuvieron presentes les cuento que este evento viene mucho más grande y ambicioso de lo que se pintó en los pasados días.

Aquí podéis ver una fotogalería del festival:

Photo galleryThe Curvy Fest See Gallery

En honor a la verdad, jamás pensé que en la vida algo así se daría y mucho menos con la calidad con que fue presentada esta primera edición. Es hora de que empecemos a acostumbrarnos a que merecemos calidad, así como a exigirla, en todo tipo de eventos dirigidos para y por nosotros.

Todo lo ocurrido durante este festival pueden encontrarlo bajo el hashtag #thecurvyfest

Por lo pronto me despido, pero ¡nos vemos en la edición del 2019!

Para seguir de cerca todo lo relacionado con este evento visita: www.thecurvyfest.com

Todas las fotografías son de José Pagán Photography.

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE