BLOGS
05/08/2015 07:02 CEST | Actualizado 04/08/2016 11:12 CEST

'The answer is blowing in the wind': Ciudadanos y su propuesta educativa

Entro en una cafetería, cojo el periódico, comienzo a leer y un titular llama mi atención: "Ciudadanos plantea eliminar la repetición de curso y evaluar a los profesores". Error en el primer planteamiento, acierto en el segundo. Y me sumerjo en el artículo en busca de más información acerca de la propuesta que hacen en materia educativa.

TONI GARRIGA/EFE

Entro en una cafetería, cojo el periódico, comienzo a leer y un titular llama mi atención: "Ciudadanos plantea eliminar la repetición de curso y evaluar a los profesores".

Error en el primer planteamiento, acierto en el segundo. Me sumerjo en el artículo en busca de más información. Eso de eliminar la repetición de curso me suena un poco sensacionalista, y lo de evaluarnos ya ni te cuento. Como la información expuesta no me satisface por completo, llego a casa y busco en una edición digital. Ignoro si aparece la proposición al completo, pero hay más contenido. Vuelvo a sumergirme y encuentro propuestas interesantes y arriesgadas. ¿Será esto como la canción de Imagination, sólo una ilusión generándome confusión?

Profundicemos un poco.

Leo: "Profesores de apoyo para atender a la diversidad de los alumnos". Buena idea. Tener entre 30 y 40 alumnos en una clase y estar solo para cumplir con las adaptaciones, los déficit de atención, los hiperactivos y el resto se hace harto complicado. Además, se supone que debes transmitir conocimientos.... ¿Alguien conoce la fórmula mágica para desdoblarse?

Leo: "Currículos más flexibles para adaptarlos a las distintas necesidades y capacidades de los alumnos". Completamente de acuerdo. Evidentemente, si queremos conectar con los jóvenes de hoy en día es necesario introducir las tecnologías de la información y de la comunicación (como también prevé el texto) y amoldar los contenidos de los currículos obsoletos a nuestra realidad. ¿Por qué hay quien teme tanto a la innovación?

Leo: "Realizar un estatuto docente para vincular la formación y la labor del profesor en el centro con su promoción profesional o con reconocimiento económico". Fenomenal. ¿Por qué el profesorado no puede someterse a revisiones y evaluaciones por parte de compañeros o de otros agentes? ¿Qué habría de malo en que las puertas de las clases estuvieran siempre abiertas a cualquiera que quisiera entrar y ver? ¿Por qué no dejamos hablar y opinar a los alumnos que, en realidad, son los que más nos conocen entre las cuatro paredes?

Sé que voy a ser polémica, pero si de verdad queremos un sistema de calidad, debemos analizar nuestra función. Hablamos mucho de Finlandia como la tierra prometida, pero nos separan diferencias abisales. Por ejemplo: ¿por qué debe un profesor continuar con su puesto de trabajo si no es capaz de transmitir conocimientos, o de mantener un clima de trabajo en el aula? Allí pasan pruebas para demostrar capacidad, actitud y aptitud.

Podríamos meter más el dedo en la llaga: si comparamos nuestro trabajo con el de muchos otros: ¿por qué no valorar al que rinde más o al que cumple con sus objetivos?

Las preguntas quedan flotando. "The answer, my friend, is blowing in the wind".

Leo: "Fomentar la creatividad y la capacidad de análisis". Maravilloso. Necesario. Si se hubiera hecho ya, las cadenas de televisión se habrían replanteado seguir ofreciendo los programas tan bochornosos que exhiben en prime time. El camino correcto no es guiar la mente de los alumnos a la repetición y al almacenamiento de líneas, sino enseñarles a pensar y, sobre todo, a relacionar. Que sepan llevar el conocimiento a su vida diaria. Que se les deje inventar. Mettalica ya lo tenía claro: "Trust I seek and I find in you every day for us something new. Open mind for a different view and nothing else matters". Y si para eso hay que potenciar la educación artística y cultural, pues adelante.

Leo: "Identificar el talento". Tengo tanto que decir, que casi lo dejo para otro artículo.

Y leo mucho más.

Supongo que el primer paso es llegar a un pacto educativo nacional y sacar a los políticos de las aulas por las que hace tanto que no pasan. No quiero hacer una defensa de una ideología de partido determinada, pero considero que las ideas que aparecen reflejadas en esta propuesta son sensatas. Ahora faltaría saber si las cumplirían, claro.

Por último, no olvidemos que detrás de todo están ellos, los alumnos. Por tanto, seguiremos la recomendación de Otis Redding, y lo intentaremos con un poco de ternura.

PULEVA PARA EL HUFFPOST