BLOGS
23/03/2018 07:29 CET | Actualizado 23/03/2018 07:29 CET

Meryl Streep, Dame Mirren y Penélope Cruz

AOL

¿Cuántas veces ha estado Meryl Streep nominada al Oscar? Así empezó todo. Cómo una pregunta sencilla, ligera y de respuesta casi automática para mí se convirtió en todo un desfile hipertextual, es un misterio. "Veintiuna" fue mi contestación, y además acertada, pero no, no me conformé con ello, tuve que certificarlo con Internet, como si este fuera un oráculo o un marchamo de AENOR.

Desde que los motores de búsqueda existen, la valoración de la memoria no es lo que era, casi la menospreciamos por ser algo inferior a cualquier descriptor escrito bajo un doodle. Ahora vamos más allá. El problema, si es que es un problema, es que en nuestro camino hacia el más allá, procrastinamos y nos perdemos aquí y allí, profundizando en asuntos en ocasiones banales e irrisorios. La red te absorbe y te fagocita. Extrañezas de la era millennial.

"Estoy segura de que eran veintiuna, pero déjame confirmarlo", ahí empezó el peregrinaje. Un móvil, un buscador y tres segundos más tarde, ya tenía una lista de resultados de la más variada naturaleza. "Meryl Streep Fails Oscar Quiz About Herself" fue el primer vídeo (sí, porque hubo más) que me llamó la atención. ¿Cómo era posible que ni siquiera la propia Streep recordase por qué filmes fue nominada? Eso tenía que comprobarlo. En él la actriz, sentada frente a Jimmy Kimmel, era retada a nombrar en sesenta segundos cuáles de sus roles le habían granjeado una nominación a los Oscar. Cualquiera podría pensar que la buena retentiva de Streep, y los grandes papeles que ha interpretado, allanarían la tarea. No fue así. Salvo Kramer vs. Kramer o La decisión de Sophie, la actriz no supo qué contestar. Ni siquiera recordó que Deer Hunter, de Michael Cimino, había sido su primera nominación. Desconozco si no pudo, o quizás no quiso, responder con exactitud; mostrarse pagado de sí mismo nunca es beneficioso; para qué iba a aprenderse su propio currículum, por qué revelar lo henchida que está de su propia carrera profesional.

Aunque ninguna plataforma online acierta a la hora de recomendar enlaces de mi interés, en esta ocasión el algoritmo de detección de gustos y amenidades pareció encontrar una veta fructífera, ofreciéndome ver un tentador vídeo (sí, ya voy por el segundo), de The Ellen DeGeneres Show. Total -pensé en aquel momento- puedo permitirme (y hasta me merezco) seis minutos y cincuenta y tres segundos de descanso".

Y así me adentré en "Dame Helen Mirren Finds Out She's Only 72 Years Old". En este extracto de la entrevista a la gran Helen Mirren, Ellen expone cuán orgullosa debe sentirse la actriz británica al revelar su edad con total franqueza, setenta y dos años. Pero Mirren, dubitativa, de inmediato se siente en desacuerdo con la presentadora: "Tengo setenta y tres". Ellen enmudece, cavila y se decide a contestar: "no, tienes setenta y dos". Durante unos segundos ambas piensan en la ilógica de la situación. La actriz rompe el silencio y arguye: "puede que sí, como mi marido cumple años seis meses antes que yo, siempre me asimilo a su edad. Aunque yo pensaba que este año cumplía setenta y cuatro...". Ellen vuelve a callar y a discurrir: "¿pero en qué año naciste?", le pregunta: "En 1945" contesta Mirren. "Pues entonces es cierto, tienes setenta y tres". De entre el público, alguien corrige: "¡Que tiene setenta y dos!". Ambas enrojecen. Por si queda alguna duda, hasta el 22 de julio tendrá setenta y dos.

Aunque la edad de Mirren me pareciera sugerente, no fue ni la mitad de tentadora que la propuesta "Penélope Cruz Tries to Teach Ellen Spanish", tercer vídeo (y ya definitivo) en el que me imbuí en plena vorágine hipermedial. En él, la actriz española habla con Ellen del vértigo que produce subir a un escenario a entregar un premio y tener enfrente a Oprah, a Steven Spielberg o a la propia Meryl Streep, algo que le hace sentirse cohibida y tímida, según confiesa. Pese a que durante muchos años residió en Los Ángeles, la familia le ha llevado a preferir vivir en Madrid, un lugar que le reconforta por la cercanía de los suyos. Y es aquí donde el titular del enlace cobra todo su significado.

Ante la solicitud de Ellen de que le instruya en el español, Cruz decide darlo todo y enseñarle algunas frases, expresiones como "Me tienes hasta el moño" y otras de difícil transcripción. Sus clases causan hilaridad en el público. Escucho el desparpajo de Cruz, su sentido del humor, y también yo río, me alegra enormemente que una intérprete tan nuestra forme parte del reducido grupo de actrices de éxito mundial. Streep, Dame Mirren y Cruz juntas por su capacidad y por su talento.

No sé hasta qué punto semejante búsqueda tendrá alguna utilidad en el futuro, dudo que me sirva que a Helen Mirren le gusten las 'Heinz baked Beans' o que Penélope Cruz haya estudiado ballet, pero al menos he podido confirmar las nominaciones de Meryl Streep. Veintuna, no se les vaya a olvidar, a no ser que se arriesguen a ir a confirmarlo.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

ESPACIO ECO