BLOGS
24/07/2012 13:09 CEST | Actualizado 23/09/2012 11:12 CEST

Los bomberos en la Bolsa

Llegamos a la Bolsa un grupo pequeño de unas 30 personas, pero con las cosas muy claras. Debíamos entrar y que el mundo se enterase de que sabíamos quienes eran los culpables de la crisis, que no nos trataran como a tontos. No hace tanto, era junio de 2010.

Sabemos que el blog es sobre actualidad. Aún así nos gustaría hacer un poco de historia, para saber de dónde venimos. Nuestras acciones de protesta de la semana pasada forman parte de un camino iniciado hace ya un par de años.

No hace tanto, era junio de 2010, cuando ya la crisis se palpaba en nuestras vidas.

Nosotros, los bomberos de la Comunidad de Madrid, decidimos hacer algo simbólico. Sabíamos de los riesgos, pero ya percibíamos que había que empezar a moverse, echarse a la calle, denunciar.

Así, llegamos a la Bolsa un grupo pequeño de unas 30 personas, pero con las cosas muy claras. Debíamos entrar, desplegar nuestras pancartas y que el mundo se enterase de que sabíamos quienes eran los culpables de la crisis, que no nos trataran como a tontos.

El objetivo en todo momento se basaba en la NO violencia. Un primer grupo se quedó con el primer guarda de seguridad, en la parte de fuera. Un segundo grupo, con el guarda de seguridad de los arcos y el tercer grupo entró al parquet y desplegó las pancartas de denuncia.

Fue todo un éxito. Coincidió con una manifestación de empleados públicos y a la salida la gente nos brindó aplausos difíciles de olvidar. La policía nos pidió un DNI y un señor mayor, ya jubilado nos dijo que nos fuéramos, que él entregaba a la policía el carnet: "¿Qué me van a hacer a mí?".

Sentimos el apoyo de la gente y además, algo más tarde nos fuimos dando cuenta de lo grande que había sido este gesto. Nos dimos cuenta cuando empezó a suceder en otras bolsas del mundo, en Wall Street, por ejemplo.

Poco después intentamos desplegar otras dos pancartas en Rock in Rio, coincidiendo con el día grande de este festival. Esta vez la policía nos esperaba. No siempre se puede.

Todavía a menudo, cuando estamos de capa caída, nos subimos la moral viendo el vídeo.

ESPECIAL PUBLICIDAD