BLOGS
27/04/2018 07:35 CEST | Actualizado 27/04/2018 07:35 CEST

10 formas sencillas de eliminar el plástico de tu cocina

Pexels

Os ha pasado alguna vez, llegar a casa, sacar el carro de la compra, almacenar y colocar todos los ingredientes correctamente y daros cuenta de que habéis acumulado un cubo grande de plásticos y envases para tirar y aun ni si quiera habéis utilizado los productos. Y es que el plástico está a la orden del día ¿Para envolver el bocadillo? Bolsa de plastico. ¿Guardando las sobras? Film transparente de plástico. ¿Comida para llevar? Táper y cubiertos de plastico. Alimentos envasados en plástico. Bolsas de plástico para tus frutas y verduras.... Nos excusamos con que es conveniencia y que nos facilita la vida, pero la realidad es que esa conveniencia simplemente no supera el impacto personal y ecológico de todo este plástico.

Ya comentamos con anterioridad el peligro y la toxicidad del BPA (bisfenol A), la cantidad de residuos plásticos que acumulamos y cómo existe una mancha de plástico en el océano del tamaño de España, Francia y Alemania juntos (más de 80.000 toneladas métricas). Y es que aunque esté en el Pacífico y parezca que está muy lejos, la verdad es que afecta al ecosistema y tiene un efecto directo sobre nosotros, sobre nuestra salud.

El domingo se celebró el día Internacional de la Tierra, la Madre Tierra. Esa que nos da la vida y el sustento. Para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de nuestra generación y de las futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza y el planeta.

Por eso, desde aquí quería aprovechar para concienciaros de que es posible vivir sin plásticos, puede que sea difícil al inicio, al fin y al cabo es igual que eliminar cualquier otro mal hábito, pero con un poco de esfuerzo se puede conseguir.

Consejos sencillos para evitar el plástico en nuestro día a día

  • Ir a comprar a mercados locales, mercados donde la fruta y verdura no estén envasadas.
  • Cuando compras un limón, un calabacín... solo una unidad, no utilizar bolsa, pensar que ese ingrediente lo lavaremos antes de usarlo por lo que no necesita protección.
  • Decir NO a la bolsa que te ofrecen (y cobran) cuando vas a pagar, lleva siempre una bolsa de algodón resistente contigo.
  • Comprar en tiendas a granel. Cada vez hay más tiendas que nos ofrecen productos secos como harinas, legumbres o cereales a granel. Además de ahorrar, porque comprarás solo la cantidad que necesites, utilizarás menos plástico que si lo compras ya empaquetado.
  • Si compras productos envasados que sean en vidrio o cartón.
  • No uses cápsulas de café, vuelve a la tradicional cafetera estilo italiana o muele tu propio café en casa.
  • ¿Sabías que el chicle contiene plástico? Sí, una buena razón para dejar de comerlo definitivamente.

Ya hemos leído en las noticias sobre el primer supermercado en Amsterdam libre de plásticos, ni en bolsas ni en embalajes. Y es que cada vez hay más y mejores alternativas buenas al plástico.

10 alternativas para empezar a eliminar el plástico en la cocina de una vez por todas

Bolsa de silicona platino, reutilizable, para almacenamiento de alimentos

Estas bolsas de silicona reutilizables se pueden usar para cocinar al vapor o sous vide, pero también son muy útiles para guardar bocadillos y almuerzos. Cada bolsa es auto sellante, lo que la hace muy fácil de usar.

Papel wrap reutilizable, de cera de abeja

Estas envolturas están hechas de cera de abejas, algodón certificado GOTS, aceite de jojoba orgánico y resina de árbol, y son una muy buena alternativa al tradicional film de plástico. Puedes usarlos para mantener su guacamole fresco, para almacenar las sobras, y sentirte bien mientras lo haces. Se limpian fácilmente con un paño húmedo.

Bolsas de algodón reutilizables

Estas bolsas de malla ligera, están hechos para durar, aguantan hasta 10 kilos y puedes darle multitud de utilidades, bolsas de alimentos, frutas, verduras, bolsas de playa, bolsas de juguete... Se lavan fácilmente en la lavadora.

Tápers de vidrio

Estos tápers de vidrio son ideales para almacenar hierbas y salsas, y comidas para llevar. Son aptos para el congelador y la tapa es de plástico libre de BPA.

Bolsas de silicona platino, reutilizables

Estas bolsas de silicona con cremallera son a prueba de fugas. Pon un sándwich allí y sé feliz, o úsalos en el congelador para conservar fruta por ejemplo.

Botella libre de BPA

Esta es una solución brillante al problema de las botellas de plástico. Estas botellas libres de BPA son super resistentes y aptas para guardar tanto líquidos fríos como calientes.

Táper de acero inoxidable, a prueba de fugas

Este recipiente reutilizable a prueba de fugas de 700 gramos está hecho de acero inoxidable apto para alimentos, y el separador extraíble te permite guardar un plato principal y un bocadillo para que los más pequeños lo lleven al cole o de excursión. (La tapa está hecha de plástico, sin embargo, lo que podría ser un factor decisivo si optas por el 100% libre de plástico).

Cubiertos de viaje de bambú

Estos cubiertos de bambú livianos resuelven el problema de coger la comida a la carrera y sentirte culpable por todos los cubiertos de plástico. También son aptos para el lavavajillas, pero si los lava a mano, tendrán una vida útil aún más larga. Además, del extra visual de la bolsita tan mona donde se guardan.

Botella de vidrio

Es fácil comprar una botella de agua de plástico cuando la necesitas, pero, ¡es perjudicial para el medioambiente! Elige uno para ti (y uno para su familia y amigos) para que puedas mantenerte hidratado sin dañarte a ti, a tu familia o a nuestra Madre Tierra.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA ENDESA