BLOGS
01/02/2018 07:28 CET | Actualizado 01/02/2018 07:28 CET

Antojos Emocionales

Pexels

¿A qué recurres cuando anhelas comodidad? ¿Te pones el chandal y te tumbas en el sofá? ¿Te comes una tarrina grande de helado en un plisplas? ¿O llamas a tu madre o mejor amiga?

Hace ya mucho tiempo de mi último scone. Estos panecillos ingleses, no son comunes en España, son difíciles de encontrar (aunque mejor, para no caer en la tentación 😛). Durante la semana pasada, sin ningún porqué me entraron unas repentinas ganas de comerme uno.

Mmmm scones, ¡es que son tan ricos! Me traen buenos recuerdos, panaderías de Dublín; deliciosa, cremosa y rica mantequilla irlandesa; un cielo bellamente grisáceo; y muchos tés de las 5 con mis maravillosas amigas👭👭. Al cabo de un par de días tener esa sensación de deseo y antojo, me di cuenta de que lo que realmente me pasaba era que echaba de menos a mis amigas, y esas agradables y personales charlas.

Canalizar nuestras emociones puede llevarnos a muchos conflictos con la comida

Alimentación emocional

Como ser humano, estamos programados para sentir ansias instintivas en forma de calidez, amor, comodidad y afecto. Cuando nos falta algo de esto, nos sentimos incómodos e instintivos, nuestro cuerpo anhela la comodidad para restaurar su sensación de seguridad.

¡Y esto es exactamente lo que me ha sucedido! Mis ansias de bollos evocarían los buenos sentimientos y el amor de mis amigas de Dublín. Cuando necesitas afrontar estas emociones, necesita tomar decisiones, ¿cuál es la mejor manera de satisfacer esas emociones sin sabotear su salud?

Algunas personas salen a caminar, a otras les gusta pintar o hacer algo de manualidades, yo, personalmente acudo al confort de la comida. Puede que no sea la mejor forma, pero he aprendido a elegir opciones más saludables para satisfacer esos antojos. En lugar de un helado cargado de azúcar me hago uno casero con fruta congelada; en lugar de patatas fritas o snacks salados, acudo a los frutos secos naturales, simplemente tostados; o si lo que deseo es una buen plato repleto de harinas refinadas, azúcares y grasas no saludables, suelo dar un giro a la receta y la reinvento en una opción más saludable y nutritiva.

María Llamas

Y esto es lo que hice con los hermosos y deliciososscones. Usé avena integral y harina de espelta, carbohidratos complejos que se absorberán más despacio y me harán sentir más lleno durante más tiempo. No añadí azúcar, endulzándolos con los azúcares naturales que se encuentran en la manzana tiernamente asada. La receta tradicional utiliza mantequilla, aquí tiene dos opciones: eligir una mantequilla sostenible, orgánica y local o aceite de coco sin refinar prensado en frío.

Esta es mi nueva relación más saludable con la alimentación emocional. Pero hay muchas formas de lidiar con estas ansiedades, lo ideal es buscar la forma que no boicotee nuestra salud. ¿cómo es la tuya? Si necesitas ayuda para lidiar con antojos, con patrones de alimentación o simplemente un poco de ayuda para integrar hábitos saludables, deja un comentario más abajo.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

NOTICIA PATROCINADA