BLOGS
14/06/2018 07:25 CEST | Actualizado 14/06/2018 07:25 CEST

Viva el fútbol

Getty Images

La ansiedad me atrapa: el Mundial en Rusia ya está aquí. Por fin llegó, tanto esperar y tanto practicar ruso frente al espejo. Recuerdo mi primer kit de ruso, comprado apenas terminado el mundial de Brasil, después de secarme las lágrimas ante la victoria alemana sobre los argentinos.

Estos últimos cuatro años fueron difíciles para quienes nos gusta el futbol. Cuatro años parecen una eternidad, no se pasan más. Por suerte están la Eurocopa, la Copa América, la Copa Libertadores y la Copa de Campeones, amén de los torneos locales. Mucho futbol para ver y entretenerse hasta que llega el plato fuerte del mundial. Estos últimos meses fueron una catarata de partidos, pero no fue suficiente para distraerme el hecho que el mundial estaba cerca, cerquísima.

Este mundial lo vivo nuevamente en un país que amorosamente me recibe con los brazos abiertos y con buen fútbol: Uruguay. Es el cuarto mundial que vivo lejos de casa y el primero que vivo en el país mas campeon de America. Aquí la gente respira fútbol y tiene una gran historia que respalda esa pasión: cuatro veces campeón mundial (contando los JJOO de 1924 y 1928, 1930 y 1950) y tal como antes dije, el mas campeon de America. Por mi parte, me preparo con el cronograma de partidos en mi teléfono y una agenda por demás flexible para no perderme ningún partido que se juegue, especialmente los que disputen tanto Argentina, como Uruguay. Mis favoritos? Además de Argentina y Uruguay, Brasil, Perú y España. Aunque siempre miro con mucho respeto y miedo a los alemanes

Claramente, me encanta el fútbol sudamericano y amo el futbol. Amo la magia del futbol y me encanta mirar y jugar el fútbol. A decir verdad, me hubiera gustado jugarlo mas, pero era difícil para una nena jugar al fútbol en Argentina en la década del 80. El fútbol era visto como un juego de hombres y termine decidiendome por otros deportes, aunque siempre que podía, me ponia a pelotear. En fin, lo pasado, pisado. Aplaudo el hecho que en la mayoría de los países latinoamericanos el fútbol está dejando de ser algo de hombres, tanto jugarlo, como comentarlo. Me encanta ver a mujeres discutiendo a la par de los viejos cabrones en la televisión, argumentando por qué el 4-4-2 uruguayo es mejor que el no-planteo que tiene en este momento la selección argentina.

Y me encanta que el mundial me distraiga de todos los bajones diarios que tenemos que leer en los diarios. Por eso, viva el futbol y que comience el show!

Síguenos también en Facebook de HuffPost Blogs

EL HUFFPOST PARA ALCAMPO