10 cosas que mama nunca te dijo

Ahí lo tenía, más claro que el agua: dos líneas azules me observaban desde el test de embarazo que acababa de comprar. Un doble check en toda regla. Llevaba años soñándolo, pero no era consciente de que en nueve meses empezaría un viaje que me cambiaría la vida.