15m

Un grupo del colectivo de yayoflautas ha intentado acceder al Palau de la Generalitat este s√°bado pero se lo han impedido
El perroflautismo no es ni la expresión de la pobreza ni la consagración del nihilismo. Se me antoja a estas alturas que es el Pepito Grillo, el radical libre de una crisis que cada vez más claramente se manifiesta como mucho más allá de las finanzas o la economía. Ahí está su influencia para quien quiera enterarse a tiempo.
Los gobiernos est√°n paralizados frente a esta dictadura de los privilegiados se√Īores de la econom√≠a. Las pol√≠ticas alternativas se definen sistem√°ticamente como "poco realistas" o "ut√≥picas". Los expertos recuerdan que si se intentan imponer l√≠mites las empresas se ir√°n. Pero la cuesti√≥n es que las empresas se marchan igualmente.
Durante los pr√≥ximos megaa√Īos habr√° varias extinciones catastr√≥ficas. El ser humano, junto con el 99% de las especies terrestres, desaparecer√° para siempre. Sin embargo, todo esto no impresiona demasiado si lo comparamos con realidades como la siguiente: en las pr√≥ximas horas, cientos de personas se van a quedar sin empleo o sin hogar en Espa√Īa. Miles en el sur de Europa.
Si El Sistema tuviera una sucursal en Espa√Īa, el modo de dividir indignados no le resultar√≠a excesivamente complejo. Al Sistema podr√≠a ocurr√≠rsele que no ser√≠a una idea descabellada alentar cierto sentimiento catalanista que fuera, adem√°s, antiespa√Īolista. De esa manera, la fuerza del colectivo se ver√≠a disminuida al quedar dividida en dos.
El edificio okupado que alberga el archivo del Movimiento 15-M, que fue desalojado por la policía el 19 de septiembre pasado
Hay quien piensa que ya tenemos suficientes dificultades como para generarnos otras nuevas. No acaban de asumir que reformar la Constitución lejos de ser una parte del problema constituye una forma de comenzar a solucionarlo. La Constitución no es un tótem, sino un acuerdo que debe y puede ser renovado y ajustado a los tiempos.
Nuevas movilizaciones como el 25S están reclamando un nuevo pacto social que parta de toda la ciudadanía y que dé pie a una nueva organización de las instituciones y los equilibrios de poder. Y esta nueva organización solo puede venir a través de la elaboración de una nueva Constitución.