8M

La periodista Isabel Valdés publica 'Violadas o muertas', "un alegato contra todas las manadas (y sus cómplices)".
Hacía un par de días las redes daban un salto a raíz de un titular: "Albert Rivera encantado de liderar el feminismo transversal
El Parlamento Europeo (PE) exhibe poderosas razones para ocuparse del estado de los derechos protegidos por la Carta de los
Si los hombres se paran el machismo se para, de eso no hay duda... pero los hombres no se van a parar. La huelga feminista
En los √ļltimos d√≠as escucho con frecuencia reprobaciones de asombro y sorpresa ante la supuesta torpeza del Partido Popular
Las claves de la semana.
Ha dicho tambi√©n que los insultos que recibieron algunas de las diputadas de Ciudadanos, "no pueden manchar ni empa√Īar" el √©xito de la jornada.
9 de marzo, el día después. Las sonrisas, las miradas cómplices, el sentimiento de responsabilidad y satisfacción por haber
"Utilizar partidariamente una manifestación es ir justamente en contra del mensaje que ayer nos lanzaron miles de personas", ha considerado.
El rodaje de 'Paquita Salas' "terminó antes para ir a la mani", aclara el actor.
"Clamor histórico", "Marea feminista", "La imparable marcha de las mujeres".... La nueva era, en primera plana.
Ha sido un 8 de marzo como ning√ļn otro y desde que en 1975 la ONU estableciera la fecha del 8 de Marzo como D√≠a de la Mujer
"3 o 4 mujeres en las calles de Madrid", escribe @PabloMM.
No es sólo PlayGround: muchas páginas feministas sufren ataques de trolls que tratan de cerrarlas.
Sin ropa de cintura para arriba, han condenado el machismo del obispo Munilla.
"Hola, Paco: ¬ŅRecuerdas cuando me entrevistaste para trabajar (sin contrato)?".
"Paramos para cambiarlo todo" ha sido el mensaje de la multitudinaria manifestación feminista del 8 de marzo en Madrid, que ha echado a andar con la firmeza de las que caminan sabiendo que hacen historia.
Y por si acaso, varios comentarios se han encargado de demostrarlo.
Cientos de miles de personas han salido a la calle en m√°s de trescientas manifestaciones repartidas por toda Espa√Īa. Cientos de localidades se han sumado al un√≠sono al grito de "sin nosotras, se para el mundo".
"Gracias por defender tantas cosas que a día de hoy, desgraciadamente, siguen haciendo falta".