afecto

ternuraHay una fuerza misteriosa en el buen trato capaz de abrir puertas y modular cambios que a priori parecen imposibles. Y lo mejor de todo, hay una erótica profunda y extensa muchísimo más compleja y fértil que las basadas en la conveniencia, el poder, los usos y costumbres o el desierto de la obligación.
Para m√≠ Rat√≥n es como un hijo (aunque no me olvido de que es un perro) o un peque√Īo amigo, un ser vivo que la naturaleza me ha confiado y al que cuido como nunca he cuidado a ning√ļn ser humano, en parte porque creo que ninguno se ha dejado cuidar tanto como √©l.
La amistad es un bien precioso en el que a medida que envejecemos vamos dejando de creer. Perdemos la confianza de la juventud, la inocencia que nos hace creer a ciegas en los amigos. La traición, la muerte o el olvido van ganando espacio en detrimento de la magia que se crea entre dos personas que confían el uno en el otro.
Cada vez que dices algo hiriente, dejas una cicatriz en la persona. Las cicatrices mejoran, pero no desaparecen. Cuidar el contenido y la forma en cómo nos dirigimos a la gente es demostrar aprecio y respeto.