agresividad

Pueden afectar su desarrollo cerebral.
Vuelven a aparecer artículos que aseguranque el insulto y las expresiones malsonantes tienen beneficios para el estrés, que unen a un grupo, que hacen a uno más fuerte, que alivian el dolor y ayudan a expresar las emociones. Se podría llegar a las mismas conclusiones si se afirmara lo mismo con abusar del alcohol.
Cuando se rompe una relación entramos en una espiral de desbordamiento de emociones que afectan a nuestra vida diaria. La idea de mudarte te confronta con la realidad de forma directa: tu relación se ha roto, lo que te puede producir cierta sensación de caos y un sentimiento de pérdida de rumbo en la vida.
Muchas personas con trastorno de la personalidad disfrutan con el sufrimiento ajeno y les estimula cruzar los límites. Pero existen otras personas que aprendieron a comportarse de forma violenta, para obtener poder. No tener intención de hacer daño no es disculpa, pero sí un punto de inflexión para cambiar.
Cambiar nuestra forma de comportarnos es difícil. Los niños y los adolescentes son motivación suficiente. A partir de ahora sé más cuidadoso, piensa antes de soltar por la boca todo lo que se cruza por tu mente. Piensa con buena fe y sé una persona de bien.