alicante

El hombre hackeaba supuestamente las cámaras de vigilancia ubicadas en los domicilios.
Esta es la predicción meteorológica para quienes quieren disfrutar de las hogueras.
Este prueba, que tiene una sensibilidad "extrema", solo necesita un microlitro de sangre extraída del dedo.
Le agredieron brutalmente con patadas y puñetazos en el rostro y en el resto del cuerpo, llegando incluso a utilizar un palo de madera.
Él y su amigo Andreu Palomero protagonizan una de las historias más difundidas de la red social.
Los agentes, que no han sido detenidos, han declarado y las actuaciones pasarán al juzgado.
La mujer, de 78 años, se enfrenta a una multa de hasta 600 euros.
Según el instituto armado, fueron ofrecidas por el personal médico de las instalaciones porque “se iban a tirar a la basura”.
'The Guardian' le ha dedicado un artículo tras el logro conseguido en 2020.