Amores Perros

Noviembre de 2003. Preestreno de una película titulada 21 gramos. Yo ya escribía sobre cine, estudiaba y vivía gracias a él, así que me adentré en la sala y me dejé embelesar. La cinta estaba firmada por un cineasta que se había revelado con Amores perros, capaz de desconcertar e hipnotizar en iguales proporciones.