Andrea Ropero

El dirigente del PP ha contestado con una sonrisa antes de meterse en el Congreso.
Ha dejado claro su vaticinio.
Lo han visto como un mala se帽al.