angel-tristan

La estrategia es arrasar. Borrar la memoria. Imponer el relato, para que la ficci贸n, el teatro, se imponga sobre la realidad
Con un Putin desatado y posiblemente no muy en sus cabales puede decirse que Ucrania somos todos, porque a todos los europeos nos alcanzar谩n las olas de este tsunami.
Ninguno de los dos, Isabel D铆az Ayuso o Pablo Casado, ha demostrado estar a la altura del cargo que ocupan.
Aunque Putin no se conformara con ense帽ar las garras sino que lograra entrar en Ucrania a sangre y fuego y mantuviera la presi贸n sobre Polonia y sobre las rep煤blicas b谩lticas鈥 no podr铆a resistir la fuerza combinada de los d贸lares y los euros.
Y m谩s si hacemos caso a esa conocida ley de Murphy que dice que todo lo que puede empeorar empeorar谩 sin remedio.
Pod铆an haber invitado a Merkel, icono de la democracia cristiana europea, pero invitaron a Sarkozy, que ya lleva dos condenas por chanchullear con dinero p煤blico.
Las verdades de la realidad, porque las de la imaginaci贸n son siempre falsas聽verdades, no entran en muchos cerebros.
Como todos o casi todos los populismos revolucionarios, 'Podemos' surgi贸 de un聽enorme desgarro nacional y de un sentimiento tr谩gico: la p茅rdida de la esperanza.
El franquismo es inseparable de otras tres palabras: dictadura, crimen, odio.
Pedro S谩nchez tiene un serio problema de credibilidad con las abstenciones de Bildu