asilo

Setenta a帽os de la existencia de la figura del refugiado y del eterno debate sobre la necesidad de expandir su definici贸n.
Haitianos en paro, venezolanos disidentes pero, tambi茅n indios o banglades铆s tratan desesperadamente de cruzar desde Colombia, en busca de refugio.
CEAR denuncia los efectos de la pandemia, el aumento de las llegadas a Canarias o los nuevos pactos migratorios como obst谩culos para el refugio.
La UE recompensa financieramente a pa铆ses que le hacen de tap贸n en materia de migraciones y esa es su debilidad cuando, como Marruecos, se bajan los brazos.
"Las autoridades espa帽olas han vuelto a defraudar a quienes buscan refugio", concluyen los datos de 2020, marcados por una bajada a causa de la pandemia.
El acuerdo con Turqu铆a cerr贸 el grifo de las llegadas, pero el problema no se ha resuelto, con guerras como la siria activas y sin pol铆tias claras en la UE.
Las fuerzas antieuropeas y eur贸fobas que no han dejado de crecer desde la Gran Recesi贸n desatada en 2009 pescan ahora, con sa帽a, en el r铆o revuelto del p谩nico y de los miedos cruzados.
Los venezolanos vuelven a encabezar los permisos humanitarios y peticiones de estancia en Espa帽a
O c贸mo el Gobierno franc茅s va acerc谩ndose (peligrosamente) a posturas como la de Sarkozy o Le Pen.
Les queda un largo periplo por delante de tr谩mites y traslados hasta que encuentren su destino final