auge de la extrema derecha

ultraderachaComo ocurre en otros países, la extrema derecha se ha convertido en Austria en el partido de los obreros. Una clase social que se siente abandonada por una izquierda tradicional cada vez más alejada de sus problemas, que acepta la austeridad económica impuesta desde Bruselas (o Berlín) tras la crisis económica de 2008, y una globalización galopante que sólo conlleva la desregulación empresarial y las privatizaciones.