Barack Obama

El gran problema para EE UU en esta crisis es que ni tiene la autoridad moral de presionar a ningún otro país ya que ha sido uno de los grandes responsables de la crisis financiera global, ni tiene los recursos financieros para intervenir.
Las políticas de austeridad en la UE que nos están empujando al abismo podrían facilitar la elección de un republicano en EE UU. Este sería un resultado del que luego nos podríamos tener que arrepentir.