Bernardo de Galvez

delaquadraGracias, Miguel, porque sin ti, nunca hubiéramos tenido el coraje de sacar a la radio española de las transmisiones especiales en El Rocío, los Sanfermines o la fiesta del Pilar y pedirles a los estupefactos directivos de M-80 que nos dejasen retransmitir un programa, a nosotros, dos lechuguinos inexpertos, desde el desierto de Mauritania.
El Comité de Ética del Senado de EEUU acaba de dar luz verde para que se cuelgue en el Capitolio un retrato de Bernardo de Gálvez, el malagueño alegre y sencillo que fuera gobernador de Luisiana, virrey de Nueva España, comandante en jefe de todas las fuerzas del Caribe y héroe de la independencia norteamericana con una talla equiparable al Marqués de Lafayette.